Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Vidal inauguró las sesiones de la Legislatura y pintó un panorama catastrófico de la provincia

Dijo, entre otras cosas, que “la mitad de los vecinos no tiene agua potable” y que la situación que encontró en escuelas y hospitales es deplorable.

Vidal inauguró las sesiones de la Legislatura y pintó un panorama catastrófico de la provincia

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, inauguró hoy las sesiones ordinarias de la Legislatura provincial con una descripción catastrófica del estado en el que recibió el distrito, al que calificó como una “provincia quebrada”, que “duele” y que alberga una “enorme deuda social”.

Vidal dijo, entre otras cosas, que “la mitad de los vecinos no tiene agua potable” y que la situación que encontró en escuelas y hospitales es deplorable. Según la mandataria, el Ministerio de Desarrollo Social tenía al 10 de diciembre “39 colchones” y que se encontraban “3000 chicos en 200 hogares” que tenían deudas y se encontraban en estado de abandono. Habló de una deuda de 10.000 kilómetros de rutas para pavimentar, de escuelas abandonadas y en emergencia edilicia y de una provincia que garantizaba medicamentos sólo hasta el mes de junio del año y que sólo el 3% del Presupuesto estaba destinado a “inversión”.

Según la gobernadora, la deuda documentada de la Provincia es de 122.000 millones de pesos, mientras que la no documentada asciende a 59.000 millones. El déficit, de acuerdo a lo que expuso en su discurso, es de 22.000 millones.

En varios tramos de su discurso, Vida insistió en que la provincia “duele”, a la vez que advirtió que, para que las cosas cambien en ella, la provincia “nos tiene que doler”.

“La provincia no resiste más improvisaciones”, dijo Vidal y advirtió que “empezamos a ordenar las cuentas de una provincia quebrada”. Según Vidal, tuvieron que “pagar los sueldos con ayuda del Gobierno nacional”.

La gobernadora no hizo anuncios de modificaciones impositivasy tampoco habló del tema de la evasión, que siempre ocupó la agenda de los discursos de los que la precedieron en la gestión. Se quejó de que, frente a inundaciones, la provincia “no tiene botes” y que encontró un cuadro donde hasta 1.500 pacientes se encontraban con amparos judiciales reclamar medicamentos oncológicos.

“No estoy acá para construir una candidatura, ni para hacerme rica”, dijo Vidal, como una de sus definiciones más políticas, tras lo cual afirmó que “soy gobernadora porque quiero dar respuestas concretas”.

Se pronunció a favor de combatir el “hambre, la desigualdad, las mafias y el narcotráfico” y advirtió que no “me busquen para las discusiones políticas inútiles”.

La primera mandataria dijo que aspira a que, tras cuatro años de gestión, la gente pueda decir que “hubo un gobierno que se preocupó por mí, vino a mi barrio y dejó una provincia mejor”.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Nora de Mancuso
Nora de Mancuso 02/03/2016 12:53:31

piensa que scioli dejo una provincia maravillosa al igual que cristina lo dejo!! DEJARON TIERRA ARRASADA ESTOS KK: JUICIO Y CASTIGO A LOS QUE NOS ROBARON LA PLATA DE LAS OBRAS DE LOS SUELDO DE LAS ESCUELAS DE LOS HOSPITALES DE LAS CLOACAS. LACRAS9