Vicentin: por decreto, le intervienen el puerto de Reconquista

Le intervinieron el puerto de Reconquista. La disposición oficial se tomó a través de un decreto firmado por el gobernador Omar Perotti. La provincia acusa que su manejo no es regular y que no registra la actividad adecuada.

El Gobierno nacional encontró un camino alternativo para complicar a los accionistas de Vicentin. Sin suerte por el momento en el ámbito judicial, ahora accionó a través de la provincia de Santa Fe, donde opera la empresa, intervino el puerto de Reconquista, en manos de ese grupo agroexportador.

La administración del gobernador Omar Perotti venía denunciando que la terminal no registraba actividad desde 2004, y ahora toma esta decisión en medio del intento expropiador anunciado por el presidente Alberto Fernández.

El decreto 574 de Perotti dispone la intervención por 180 días, argumentando supuestas irregularidades en el manejo de la terminal portuaria por parte de la firma cerealera. La concesión de una parte del puerto está en manos desde 1999 de la firma Ríos del Norte SA, conformada por Vicentin SAIC y Buyatti SAICA.

"El puerto de Reconquista debe estar ordenado y en funcionamiento", aseguró el interventor del ente administrativo, Martín Deltín, quien desvinculó la decisión del Gobierno provincial del conflicto con la cerealera.

El funcionario explicó que "hay una múltiple causalidad, que hace al orden administrativo, renovación de mandatos de directivos, doble rol o función de quien es administrador, contador y síndico".

"El 50 por ciento de la superficie del área portuaria donde está la terminal granaria, que debería embarcar mercadería, unas 200.000 toneladas al año según contrato de concesión, no se encuentra cumpliendo esta obligación al menos de 2004", afirmó en declaraciones radiales.

Desde Nueva York

Mientras tanto, otra noticia negativa llegó ayer desde Nueva York. Un grupo de acreedores de la empresa solicitó a un tribunal de esa ciudad que la cerealera presente documentos que incluyan transferencias bancarias electrónicas realizadas en el marco del concurso de acreedores.

Esos acreedores, entre los que se encuentran los bancos Rabobank, Credit Agricole, ING y el Banco Mundial, buscan detalles sobre las transferencias entre Vicentin y sus filiales.

También solicitaron información sobre las transacciones de los ejecutivos de la cerealera santafesina, que se presentó en quiebra en febrero último tras incumplir con el pago de u$s 350 millones a sus proveedores.

Los abogados que representan a esos bancos indicaron que la documentación que se solicita será para utilizar en un procedimiento pendiente ante tribunales de la Argentina, según publicó la agencia Bloomberg.

Tags relacionados

Más de Economía y Política