Viaje relámpago y otro giro repentino en la agenda, postales de Alberto en Madrid

En su visita de menos de 24 horas por al capital española, el Presidente hizo un raíd, que incluyó una breve parada en el hotel, una estadía en la Embajada y encuentros posteriores con Sánchez en la Moncloa y con el Rey en la Zarzuela.

Un cambio de último momento. Otro más en la gira europea de Alberto Fernández  que a fuerza de improvisación argentina fue colmando su agenda. En el hotel NH Collection Abascal de Madrid esta mañana ya no esperaban al Presidente, que en rigor utilizaría la habitación sólo para cambiarse, ya que su vuelo a Paris parte esta misma noche.

A pesar del aviso de que no había agua caliente, la comitiva arribó desde el aeropuerto de Barajas a la residencia del embajador, en la calle Fernando el Santo, vacía desde la mudanza del peronista Ramón Puerta. “En algún cuarto no habrá pero en el resto sí , aclararon fuentes de la embajada. 

La delegación aterrizó a las 10.20, en horario. A las 13.30 Fernández ingresó al Palacio de la Moncloa para ver, como en septiembre cuando se vieron en medio de la campaña argentina, al presidente Pedro Sánchez: el argentino aún no había sido electo y el español todavía no había formado gobierno con Pablo Iglesias y el resto de Podemos. 

No hubo, a diferencia de lo habitual, sin ir más lejos la visita del entonces presidente Mauricio Macri a Mariano Rajoy, una declaración conjunta. En la sala de prensa todavía estaban latentes las repercusiones de la visita del autoproclamado presidente de Venezuela Juan Guaidó. No llegó a ver a Sánchez pero fue recibido por la ministra de Asuntos Exteriores Arancha González. 

“Somos dos gobiernos progresistas y tenemos intereses en común, con muchas inversiones españolas en la Argentina. Es una visita amistosa y protocolar , consideró la ministra de a Hacienda, María Jesús Montero, en diálogo con El Cronista, que oficia de portavoz de la conferencia de prensa semanal del consejo de ministros (un formato similar a las reuniones de Gabinete macristas). 

En la rueda de prensa, los colegas españoles esquivaron como tema la visita del mandatario argentino, que ocurría en ese mismo momento, por estar más preocupados por el encuentro del jueves entre Sánchez y su homólogo catalán Quim Torra, en medio de la pulseada independentista. 

Después de la foto de rigor, Alberto Fernández y la comitiva almorzaron en la Moncloa. A las 16, mediodía argentino, partieron al Palacio de la Zarzuela, donde fueron recibidos por el rey Felipe VI

A las 21 saldrá el avión de Iberia que llevará al Jefe de Estado a París para su cita con Emmanuel Macron, clave junto con Merkel en su búsqueda de apoyo en el directorio del FMI.

Tags relacionados