Vandenbroele declaró en una causa por lavado

El abogado Alejandro Vandenbroele, sindicado como supuesto testaferro de Amado Boudou, se remitió ayer a la declaración que hizo días atrás como arrepentido, al declarar como imputado en una causa por asociación ilícita por la que está detenido el ex vicepresidente. En la indagatoria ante el juez federal Ariel Lijo, Vandenbroele se negó a responder preguntas y se remitió a aquella declaración en la que se convirtió en arrepentido en la causa por la venta de la ex Ciccone Calcográfica.

En este nuevo expediente, el magistrado consideró jefe de una asociación ilícita a Boudou y a su amigo José María Nuñez Carmona en una causa por enriquecimiento y lavado de activos, razón por la cual se encuentran detenidos. En cambio, Vandenbroele, Juan Carlos López y la ex pareja de Boudou, Agustina Kämpfer, también están imputados como miembros de la organización. Vandenbroele llegó sorpresivamente al tercer piso de los tribunales de Comodoro Py con custodia, pues se encuentra dentro del sistema de protección de testigos, por lo que tiene condiciones especiales de seguridad. El 15 de noviembre pasado, el ex titular de The Old Fund decidió ante el fiscal federal Jorge Di Lello acogerse a la figura de "arrepentido": aportó información no sólo por el caso Ciccone, sino además por el pago de la deuda de la provincia de Formosa al Estado, y también por el caso de enriquecimiento ilícito contra el ex vicepresidente.

En esta nueva audiencia, Vandenbroele decidió no contestar preguntas y se remitió a aquella declaración. Mientras, la causa sigue bajo secreto de sumario y permanecen detenidos en Ezeiza Boudou y Núñez Carmona.

Noticias del día