Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Uno de los tuiteros acusó al otro

Uno de los dos tuiteros detenidos el sábado acusados de publicar amenazas de un atentado en Buenos Aires, simulando ser terroristas árabes, acusó al otro de ser el responsable del hecho. Ante la jueza María Servini de Cubría, Joel Walter Ovejero delegó la responsabilidad en Miguel de Paola, ambos imputados de "intimidación pública".
Mientras la familia de ambos jóvenes insiste en que se trató de "una burrada de dos muchachos que no pueden ser sospechados de terroristas", la jueza ordenó nueva medidas, que incluyeron un allanamiento en la casa del más comprometido en la localidad de Villa Bosch, partido de Tres de Febrero. Allí la policía secuestró varias computadoras, entre ellas una usada por el joven De Paola, que es tío de Ovejero, así como una vieja escopeta calibre 12 junto a dos rifles de aire propiedad de su padre, los que junto a un nuevo celular incautado serán peritados por el área de Cibercrimen de la Policía Metropolitana.
Por su parte, Servini tomó declaración indagatoria a los dos jóvenes, cuya familia designaron a los abogados Miguel Ángel Pierri y Roberto Damboriana para que los defiendan, respectivamente. Ambos fueron detenidos en la madrugada del sábado en la casa de Ovejero, en el barrio de Villa Ortúzar, luego de que por labores de inteligencia se detectaran el origen de un tuit escrito en árabe y en inglés con una foto del shopping Abasto como un supuesto objetivo de un atentado. El abogado Damboriana se apresuró a pedir la libertad de su cliente luego de que Ovejero negara ante la jueza toda responsabilidad. Ambos están acusados como autores de mensajes en árabe a través de Twitter, emulando al grupo terrorista ISIS y amenazando al presidente Mauricio Macri.