Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Unidad y mensaje de advertencia

El sindicalismo mostró los dientes con su inapelable demostración de fuerza del último viernes. Obtuvo un doble logro: por una parte y pese a la ausencia de Luis Barrionuevo, empezó a consolidar desde un escenario contundente el proceso de reunificación iniciado por las tres CGT, que alumbrará en agosto a una única conducción. Por otro, envió un mensaje de alerta al Gobierno acerca de la necesidad de atender las demandas del frente socio-laboral para evitar herir de muerte el horizonte de paz social.
La masividad sorprendió a los gremios y sacudió al Gobierno, que ahora bucea en la búsqueda de respuestas para contener la profundidad de la amenaza.