U$D

DOMINGO 26/05/2019

Una puja en Uruguay le impide al Gobierno dar protección a Trump en el G20

Macri y Tabaré acordaron que Washington montará en las afueras de Montevideo una base militar 'ad hoc' para la comitiva del republicano, que vendrá a Buenos Aires a fin de noviembre. Pero no hay Consenso en el Congreso para el ingreso de tropas

Una puja en Uruguay le impide al Gobierno dar protección a Trump en el G20

Un gran revuelo agita por estas horas la política doméstica del Uruguay a raíz de un pedido del presidente Tabaré Vázquez al Congreso para permitir el ingreso de tropas estadounidenses a su territorio con el fin de "brindar apoyo logístico y de seguridad" a la delegación oficial que vendrá a Buenos Aires, con Donald Trump a la cabeza, para participar de la Cumbre de Líderes del G20, el próximo 30 de noviembre y 1° de diciembre.

El mandatario oriental, que llegó al poder por una alianza de fuerzas de izquierda y de centroizquierda, accedió a un pedido de la embajada norteamericana en Montevideo, con la venia del Gobierno argentino, para que un contingente de 400 soldados, civiles y miembros del Servicio Secreto permanezca en su territorio del 26 de noviembre al 3 de diciembre. El mismo proyecto también habilita la presencia de militares de otros 19 gobiernos participantes de la cumbre.

El tema no es menor, ya que en julio, el Gobierno argentino permitió el ingreso de militares estadounidenses con el objetivo de instruir a gendarmes y policías en tareas destinadas a la seguridad del G20, y se ganó la protesta de la oposición hacia la ministra de SeguridadPatricia Bullrich, por saltar la autorización expresa del Congreso.

En momentos en que se debate el Presupuesto y crece el malestar social por la escalada del dólar, la retracción de la actividad económica y la caída del poder adquisitivo, el Gobierno decidió avalar a una gestión estadounidense ante el Uruguay antes que chocar con el "no" al ingreso de tropas en el Congreso, donde tiene minoría en ambas cámaras.

Tabaré, en un gesto hacia el presidente Macri, accedió al pedido de cooperación para reforzar los controles de la cumbre que tendrá lugar en el Complejo Costa Salguero, sobre las aguas del Río de la Plata y con una rápida llegada desde el destacamento de la Fuerza Aérea Uruguaya en el aeropuerto internacional de Carrasco, en las afueras de Montevideo. Para hacer el puente aéreo, el Pentágono prevé llevar ocho aeronaves militares

 

Desde los sectores antiestadounidenses del Frente Amplio, entre ellos el Partido Comunista Uruguayo (PCU), el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) y el Ir, expusieron sus "dudas al respecto".

"Así como está, estamos en contra", dijo a la prensa local el secretario general del PCU, Juan Castillo. "No estamos hablando de fuerzas humanitarias, son fuerzas que se alistan para reprimir si hay que hacerlo", argumentó el también senador.

De igual modo, el presidente de la comisión de Defensa del Senado y referente del Partido Nacional, Javier García, anticipó el voto negativo de su bancada.

A pesar de estas señales adversas, desde el Ejecutivo oriental dijeron a El Cronista que esperan convencer a sus aliados. De no lograrlo, la administración anticipa una justificación ante el Gobierno argentino en "una cuestión de política doméstica".

Los aviones estadounidenses que aterrizarán en Uruguay son tres aeronaves KC 13 5 dedicados a la carga de combustible, dos de transporte de pasajeros, y tres Awacs. Se trata de aeronaves que vuelan a gran altura y que portan radares de alta especialización cuya función es detectar aeronaves enemigas.

La Fuerza Aérea Uruguaya cedería instalaciones a los militares de EE.UU.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping