Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Una familia tipo debe ganar más de $ 13.000 por mes para no ser pobre

Las canastas básicas que mide el Indec para Ciudad y conurbano tuvieron variaciones mínimas en diciembre. Los aumentos fueron apenas superiores al 16% en nueve meses

El Indec midió las CBA y CBT desde abril, después de su "normalización"

El Indec midió las CBA y CBT desde abril, después de su

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) aumentó en diciembre un 0,23% respecto al mes anterior, igual cifra que para la Canasta Básica Total (CBT). Así, una familia tipo que vive en el Gran Buenos Aires necesitó a fines de 2016 tener ingresos mensuales de $ 5458,86 para no ser indigente y de $ 13.155,83 para superar la línea de la pobreza, según estimó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Para cada adulto equivalente (varón entre 30 y 60 años), la línea de indigencia se ubicó en diciembre en $ 1766,62 y la de pobreza en $ 4257,55. En noviembre estaban en $ 1762,65 y $ 4247,99, respectivamente, lo que muestra mínimas variaciones.

Asimismo, en noviembre, una familia tipo -compuesta, según el ideal del Indec, por un jefe varón de 35 años, su esposa de 31, una nena de 8 y un nene de 6, que totalizarían 3,09 adultos equivalentes- requería $ 5446,59 para no ser indigente y $ 13.126,29 para no caer en la pobreza.

Desde abril del año pasado, cuando el organismo oficial volvió a publicar sus relevamientos luego de la reestructuración con la llegada del nuevo gobierno, la CBA para una familia tipo subió un 16,64% y la CBT se incrementó un 16,21%. La diferencia obedece a los pequeños cambios en el coeficiente de Engel (el número por el que se multiplica la CBA para obtener la CBT), que era de 2,42 al principio y finalizó en 2,41.

Los números, sin contexto, pueden dar lugar a interpretaciones. Es que en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que informó el Indec hace dos semanas, se registró una inflación del 1,2% en el último mes de 2016, con una cifra igual en la categoría Alimentos y Bebidas. No obstante, el economista jefe de la Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño, explicó: "No tienen nada que ver las dos mediciones, porque las ponderaciones son distintas.

Pueden dar números totalmente diferentes, ya que el IPC surge de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares y la CBA surge del cálculo de las necesidades calóricas".

Para que se produzca tanta diferencia, ayudó mucho, por ejemplo, las estrepitosas caídas en los precios del tomate y el zapallo (participantes en la CBA) en diciembre: 28,7% y 37,1%, respectivamente, en relación al mes anterior.

El Indec reveló en septiembre, luego de tres años sin novedades, que hacia el final del primer semestre de 2016 había un 32,2% de pobres y un 6,3% de indigentes en el país. Desde ese momento, en todo el segundo semestre, los montos de la CBA para una familia tipo crecieron un 9,43% y de la CBT un 7,99%.

Los próximos informes de la entidad que dirige Jorge Todesca -que también publicó ayer la Encuesta de Ocupación Hotelera (EOH) y el Intercambio Comercial Argentino (ICA)- se conocerán mañana, con los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de noviembre y la autogeneración y cogeneración de energía eléctrica en diciembre. En tanto, la valorización mensual de las CBA y CBT de enero las comunicará el Indec el miércoles 21 de febrero.