Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Una familia de Capital y GBA necesitó $ 12.708 en junio para no ser pobre

Según el Gobierno porteño, es lo que requiere un matrimonio con dos hijos y vivienda propia para cubrir sus necesidades. La línea de indigencia quedó en $ 6307,53

Una familia tuvo que tener $ 424 por día para no caer en la pobreza

Una familia tuvo que tener $ 424 por día para no caer en la pobreza

Una familia tipo de Capital Federal y el Gran Buenos Aires necesitó en junio ingresos por $ 12.708,92 para no caer en la línea de pobreza, lo que implica $ 423,6 diarios, según un nuevo informe publicado ayer por la Dirección General de Estadísticas y Censos porteña, que abarca los hogares de la Ciudad y de los 24 partidos del GBA.

Este dato muestra un alza de 2,8% respecto de la línea de pobreza registrada en mayo, cuando fue de $ 12.356 para un matrimonio de 35 años, ambos activos, con dos hijos y propietarios de la vivienda.

A su vez, para cubrir sus necesidades alimenticias (línea de indigencia), esa pareja con dos hijos necesitó ganar $ 6307,53 el mes pasado, lo que significó un 3,3% superior al registrado en mayo, cuando fue de $ 6110,61. Este valor se acerca al salario mínimo, que hoy se ubica en $ 6810 y en septiembre se elevará a $ 7560, según lo anunciado por el Gobierno.

El informe de canastas de consumo que hace la medición pero sólo de Capital Federal marcó en mayo que la misma familia tipo requirió ingresos de $ 15.604,31 para cubrir las necesidades básicas y no ser pobre, lo que equivale a $ 520,14 por día. A su vez, para no ser indigente los ingresos debieron trepar ese mes a $ 6622,10, o $ 220,74 diarios.

Estos datos muestran que una familia que vive en Capital Federal requiere mayores ingresos para evitar caer en la línea de pobreza que si se considera también el Conurbano, donde el costo de vida es más económico.

El informe dado a conocer ayer, que es más abarcativo, incluyó otros hogares tipos para medir las líneas de pobreza e indigencia. Por ejemplo, un matrimonio de 25 años, sin hijos e inquilinos, debió ganar $ 8942,62 en junio para no caer en la pobreza, y $ 3825,88 para no ser indigentes.
Y un matrimonio de adultos mayores sin hijos, inactivos y propietarios de la vivienda tuvieron que tener ingresos por $ 6218,92 y $ 3184,79 para no caer en la pobreza e indigencia respectivamente, de acuerdo con el informe del organismo estadístico porteño.

Además de contemplar la canasta de alimentos y bebidas, la Dirección de Estadística porteña tiene en cuenta grupos de bienes y servicios básicos como alquiler y expensas; servicios de luz, gas y agua; aranceles de escuelas, textos y materiales escolares; y transporte público. También tiene en cuenta el costo de las comunicaciones (teléfono fijo en hogares unipersonales, telefonía celular e internet), artículos de limpieza, esparcimiento, indumentaria, salud y equipamiento del hogar.
El criterio normativo utilizado en forma oficial excluye algunos productos como turismo, mantenimiento de vehículos particulares para el transporte, tabaco y servicio doméstico, según informó el organismo.

En cuanto a la Canasta Básica Alimentaria, la dirección estadística precisó que sobre los consumos de la población, se realizan ajustes para poder cumplir con las recomendaciones nutricionales, además de que los alimentos seleccionados deben ser los de menor costo posible, "siempre asegurando la satisfacción de las necesidades básicas".