Un reclamo salarial empañó el informe de la gestión porteña en la Legislatura

La rendición de cuentas sobre la marcha del Gobierno porteño se vio empañada por la interrupción de la sesión especial convocada en la Legislatura debido a un reclamo salarial de los gremios Sutecba, ATE y UPCN, que ayer cortaron la luz del edificio e irrumpieron en el recinto en el momento en que la oposición formulaba sus preguntas al expositor, el jefe de gabinete Felipe Miguel.

 

Los delegados gremiales exigieron la reapertura de paritarias, firmadas en marzo con un promedio de aumento del 18,8%, con cláusula gatillo. Dado que la inflación porteña no alcanzó aún ese guarismo, pese a proyectar una suba anual del 24%, Hacienda demora la convocatoria. A ellos se suma el enojo que provocó saber que la vicepresidenta primera de la Legislatura, Carmen Polledo, no avalará el pago de un bono de fin de año, y la pérdida de poder adquisitivo por el traslado de ítems no remunerativos al salario de convenio.

En las cuatro horas de parate, el oficialismo y la oposición echaron broncas contra Polledo, que en diciembre se integrará al Congreso nacional como diputada, por la falta de pericia política. De hecho, los gremios aceptaron devolver el orden a la sala bajo el compromiso del vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, de recibirlos hoy para buscar una solución. De no haber arreglo, prometen parar la maratónica sesión convocada para este jueves.

Cuando pudo hablar, el ministro coordinador de Horacio Rodríguez Larreta leyó un discurso de más de 50 páginas, cuyo punto más sobresaliente fue la "transformación educativa" que el PRO está decidido a efectuar en las escuelas públicas y en la formación docente, y que ameritará el envío en los próximos días de un proyecto para crear una universidad pública para tal fin. Esta reforma anunciada llevó al gremio UTE a convocar para hoy a un paro con marcha al Congreso.

Miguel elogió la política de seguridad, pese a que la oposición, sensible al reciente accionar de las fuerzas federales en la Patagonia, le hizo severas críticas. El ministro informó que la Ciudad, por su parte, está confeccionando un protocolo para actuar en manifestaciones públicas, y anticipó que el demorado Mapa del Delito será público en las próximas semanas.

El funcionario también laureó la gestión por "fortalecer la red de atención primaria de salud" y la atención de urgencias; la urbanización de villas y la relocalización de familias, la contención de la primera infancia, la incorporación de diez hectáreas de espacio público en distintos barrios, y otros puntos.

La oposición intentó hacerle mella planteando la falta de vacantes en jardines de infantes, el atraso salarial de los empleados estatales y la reducción del personal de planta, y la falta de políticas de fondo para lograr una equidad entre varones y mujeres.

Tags relacionados

Más de Economía y Política