Un plan de pago, 37% más de lo esperado

De los $ 26.000 millones de deuda impositiva de la "mochila" posterior al blanqueo, que la AFIP esperaba limpiar con el Plan de Facilidades de Pago "Puente Fiscal", pasados los dos meses de menor tasa de los tres de su vigencia, ingresaron $ 9.650 millones, el 37%.

El Puente Fiscal ofrece de 12 a 24 cuotas, según el tipo de impuesto, y permite a los contribuyentes pasar sin "mochila" a contar sólo con los nuevos planes permanentes, Siper (sistema de percepción de riesgo) intensivos, que piden solvencia y resguardo de deudas relevantes. El Plan Puente financia deudas corrientes posteriores al 31 de mayo de 2016. Su vigencia es del 1º de agosto al 31 de octubre de 2017, pero para castigar a los que esperan a último momento, la tasa se incrementó a partir de ayer. Durante los primeros 60 días, la tasa era la activa del Banco Nación para plazo fijo más 2 puntos para pymes y más 4 puntos para el resto. Ahora, ya es la misma tasa más 4 puntos para pymes y 6 puntos para el resto.

Los resultados hasta ahora fueron el ingreso de $ 47.400 planes de 35.600 CUITs, por $ 9650 millones, anunció ayer Sergio Rufail, subdirector de Servicios al Contribuyentes de la AFIP, en una conferencia con Alberto Abad, el titular del organismo.

Por otra parte, la AFIP consideró un éxito el mini plan para pagar en un anticipo y tres cuotas para los buenos cumplidores o menos cuotas, según el lugar en el Siper, que otorgó para el pago de los vencimientos de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales de personas físicas.

En el mini plan de este año ingresaron 84.000 planes, correspondientes a 73.000 CUITs, por $ 10.700 millones. El cumplimiento de este régimen de facilidades fue altísimo, del 98%.

A Ganancias correspondieron 60.500 planes por $ 8700 millones, y a Bienes Personales, 23.500 planes por $ 2000 millones.

Más de Economía y Política