Un hombre insultó a Mauricio Macri en la cara en Córdoba, tras vulnerar la seguridad presidencial

Ocurrió cuando el mandatario ingresaba a un restaurante para cenar con el gobernador Juan Schiaretti.

Un hombre violó la seguridad presidencial, quedó cara a cara con Mauricio Macri y lo increpó. Ocurrió este miércoles a la noche en la ciudad de Córdoba, cuando el mandatario ingresaba a un restaurante para cenar con el gobernador Juan Schiaretti.

En el video se ve cómo el hombre se acercó al Presidente, cuando ingresaba al restaurante El Papagayo junto a su esposa, Juliana Awada, y le reprochó que su gobierno "ha vaciado el país", tras lo cual fue apartado rápidamente por los custodios. "Hijo de p...", fue otro de los epítetos que lanzó.

El incidente expuso unas vez más las fallas en la seguridad presidencial ya que el mandatario fue arrinconado cuando llegaba al lugar por periodistas y numerosos vecinos que se acercaron a saludarlo, entre ellos se filtró quien lo insultó.

Macri no hizo alusión al hecho y se limitó a tuitear luego sobre su encuentro con el jefe del Ejecutivo cordobés. "Buen encuentro con el gringo Schiaretti esta noche en Córdoba", dijo.

Se trata de su segunda visita a la provincia desde que oficializó su fórmula junto a Miguel Ángel Pichetto y la anteúltima antes de las PASO del 11 de agosto: los estrategas del oficialismo reservaron un lugar en la agenda para los últimos días de campaña en la recorrida que el jefe de Estado hará por la región centro del país.

Un incidente más

No es la primera vez que ocurre un hecho de este tipo. En junio pasado, un hombre que saltó la reja perimetral de la Casa Rosada fue detenido por efectivos de la Policía Federal.

El hombre, de 23 años, había estacionado su moto cerca del cerco del lado de la Plaza de Mayo, y cuando se bajó del vehículo, se trepó e ingresó la explanada del palacio de gobierno.

Segundos después fue interceptado por efectivos de la Policía Federal que lo detuvieron. Al momento de su aprehensión no poseía ningún tipo de arma.

Otro hecho de estas características se registró en octubre de 2017, cuando el auto que trasladaba a Macri sufrió agresiones en tres oportunidades, siempre a manos de un reducido grupos de personas, identificadas con banderas de los pueblos originarios, que arrojaron huevos a la comitiva del mandatario.

Tags relacionados

Más de Economía y Política