Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Triaca apura pacto con CGT por la reforma y propone diálogo permanente

La conformación de un consejo tripartito fue incorporada al último borrador de la reforma laboral. Insiste la CGT con eliminar nuevas categorías y cambios en tercerizaciones

Triaca apura pacto con CGT por la reforma y propone diálogo permanente

Hoy será el día D en las negociaciones que desde hace dos semanas el Gobierno lleva adelante con la CGT para consensuar el proyecto de reforma laboral que pretende enviar el próximo lunes al Congreso. Con esa apuesta de fondo, hasta anoche se sucedieron intensas tratativas entre el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y referentes de la conducción de la central obrera, que permitieron acercar posiciones sobre algunos artículos, mientras se mantenían las diferencias en otros dos puntos polémicos de la reforma (la creación de dos nuevas categorías laborales y la limitación de la responsabilidad solidaria en las tercerizaciones) que complican hasta ahora la posibilidad de un acuerdo previo al desembarco del proyecto en el terreno parlamentario.

La principal novedad de las últimas negociaciones fue entonces la decisión del Gobierno de incorporar un nuevo artículo a la iniciativa por el cual se dispone la creación de una mesa de diálogo tripartito (una especie de Consejo Económico y Social) que funcionaría en forma permanente para evaluar y determinar medidas o cambios del actual marco laboral. Algo así como el tan mentado "reformismo permanente" que promueve el presidente Mauricio Macri pero circunscrito a las relaciones en el mundo del trabajo.

El planteo, deslizado a este diario por fuentes gubernamentales, fue incorporado a un nuevo borrador de la reforma luego de que el Ministerio de Trabajo aceptó eliminar el polémico artículo 4, fuertemente resistido por la CGT, que establecía un nuevo concepto de trabajo modificando la filosofía de derecho laboral argentino e igualando las figuras de trabajador y empleador.

"Se está incorporando a la reforma algo así como un Consejo Económico y Social permanente con participación tripartita", dijeron los voceros, que descartaron resistencias sindicales o empresarias a la propuesta.

La CGT evitó pronunciarse al respecto. Todos sus esfuerzos, en cambio, se concentraron en los dos artículos que la entidad exige que sean eliminados de la reforma como condición para un entendimiento: las nuevas categorías de "trabajador independiente" (aquel que cuenta con la colaboración de hasta otros 4 trabajadores independientes para llevar adelante un emprendimiento o los profesionales que prestan servicios a una empresa por un 80% de sus ingresos) y la limitación de la responsabilidad solidaria en las tercerizaciones.

Esos dos puntos hegemonizaron el contenido de las negociaciones que se sucedieron durante la jornada de ayer. Por la mañana, el propio Triaca conversó informalmente con algunos referentes de la primera línea sindical en el marco de las deliberaciones de la IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil y prometió evaluar una contrapropuesta sobre ambos artículos.

Hasta anoche los equipos técnicos de la CGT no habían recibido una oferta alternativa, pero no descartaban que pudiera concretarse hoy mismo, previo al nuevo encuentro que el titular de la cartera laboral mantendrá con el triunvirato de la entidad, que componen Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña. "Esperamos un gesto porque va a ser un día clave, si hay voluntad de cambiar lo que estamos pidiendo puede haber acuerdo, sino rechazaremos la reforma", advirtió ayer un encumbrado referente de la central obrera. El mismo gremialista insistió en recordar que apostará al auxilio político de gobernadores y senadores del PJ para bloquear en el Congreso la reforma si el Gobierno no da marcha atrás con los dos artículos cuestionados.

Dentro de ese cuadro, el propio Triaca se mostró ayer optimista con el resultado logrado en las negociaciones con el sindicalismo al señalar que "hay un número significativo de coincidencias" respecto al proyecto. En parte ese avance se consolidó el lunes cuando, en el marco de una reunión con los abogados de la central obrera, el ministro anunció la decisión de dar marcha atrás con una serie de polémicos artículos incluidos en el primer borrador de la iniciativa oficial. Esos cambios, además de la eliminación del cuestionado artículo 14, abarcaron la revisión de los ítems eliminados para el cálculo de las indemnizaciones por despido, ya que se volvió a tener en cuenta las horas extras y las comisiones para la determinación del monto indemnizatorio.