U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Tras un día de caos, el Gobierno responde con el bono para jubilados

Los principales funcionarios vivieron preocupados la jornada de ayer. Pero también consideran que las imágenes de violencia benefician a Cambiemos

Tras un día de caos, el Gobierno responde con el bono para jubilados

Tras más de ocho horas de violentos choques entre manifestantes y la policía, la Casa Rosada quiere terminar urgente con el debate por la reforma previsional. Con ese fin, el Gobierno ya tiene listo el decreto para otorgar el pago de un bono compensatorio para jubilados y beneficiarios de la AUH, que se publicará mañana en el Boletín Oficial.

Los principales funcionarios del Gobierno se mostraron muy preocupados con las protestas que vieron ayer alrededor del Parlamento. "Esto fue sedición", sostuvo un ministro sobre imágenes en que se ve a manifestantes rodeando a un grupo de policías en la Plaza de los dos Congresos. Otro ministro reconocía que no había visto una protesta "tan violenta" en su vida. Sin embargo, con el pasar de las horas, la Casa Rosada consideró que esas imágenes la favorecían. "A la gente no le va a gustar esas escenas de violencia", resumió un hombre de confianza del presidente Mauricio Macri, quien apuntó contra el kirchnerismo.

Macri siguió la jornada primero desde la Casa Rosada y luego desde la quinta de Olivos, en comunicación constante con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien presenció el debate en el Congreso, junto al asesor presidencial José Torello. El principal funcionario del mandatario tuvo que ir a la Cámara de Diputados para asegurarse que los gobernadores y el Interbloque Argentina Federal mantenían su promesa de acompañar el proyecto. A tal punto que junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, acordaron una foto con 13 mandatarios provinciales antes de la sesión. En los momentos en los que parecía que la sesión podía trabarse, Macri se comunicó con el Congreso y dio luz verde al oficialismo para que siga adelante el debate y traten de sacar adelante la reforma.

De ahí en más, Cambiemos decidió dar vuelta la página. Para ultimar el debate por la reforma previsional, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, entre otros, ya firmó el bono compensatorio a los jubilados que el Gobierno publicará mañana en el Boletín Oficial, a fin de cerrar esta discusión. Esta compensación tuvo que acordar el oficialismo el último viernes para conseguir los votos necesarios para la ley. El pago por el desfasaje entre las dos fórmulas le costará al Gobierno $ 4000 millones, mientras que la reforma previsional, según sostiene la oposición, le ahorraría alrededor de $ 90 mil millones.

La polémica por la ley que cambia la fórmula de las jubilaciones incomodó al Gobierno que, ante las protestas en las calles y la represión policial, corrió el foco hacia la salud de las instituciones democráticas. Así lo había manifestado el jefe de Gabinete el último jueves, y lo reiteró ayer, con críticas al kirchnerismo y al Frente Renovador. En esa línea, varios funcionarios ayer consideraron que las protestas de ayer fueron el "canto del cisne de la vieja Argentina". Otro funcionario que trabaja en la Casa Rosada consideró que estaban "en juego las instituciones". Respecto a las protestas, consideró que se debieron a "una transición fuerte de modelo". En Cambiemos, varios referentes consideraron que ayer fue un día que marcará un antes y después para la gestión y hasta llegaron a compararlo con las elecciones de 2015, en las que consiguieron el poder.

El Gobierno hoy buscará volver a instalar su agenda de reformas. El ministro Dujovne irá hoy al Senado a defender el paquete tributario que Macri selló con todos los gobernadores. A su vez, en Nación están con los ojos puestos en el consenso fiscal y también el Presupuesto 2018.