Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Tras meses de caída, analistas ya proyectan recuperación de la inversión en la Argentina

En el primer trimestre, la inversión cayó un 3,8% interanual, según datos del Indec. De la mano de de la construcción, para fines de año mostraría evolución positiva

La inversión, al igual que otros componentes de la economía, no viene evolucionando de manera favorable. Pero también, como otras variables, se espera que repunte hacia fin de año. Por ahora, se ubica en torno al 20% del PBI, cuando se la mide en dólares (al tipo de cambio oficial) y a precios constantes, un porcentaje relativamente bajo para llegar a traccionar al producto y lograr un crecimiento sostenido en el mediano y largo plazo.

Para fin de año, al igual que el consumo, la inversión empezará a mostrar mejores números. De la mano de la construcción, debería evidenciar una trayectoria más favorable que la caída del 3,8% que mostró en el primer trimestre del año en comparación con igual período de de 2015, según los últimos datos difundidos del Indec sobre la evolución del PBI.

"Es más probable que la inversión se empiece a recuperar a partir del tercer o cuarto trimestre de 2016, impulsando a su vez una recuperación gradual del PIB", sostiene un análisis elaborado por Juan José Llach y Carlos Belloni del IAE Business School de la Universidad Austral.

De hecho, un indicador que realizan (el IPAP, que se construye en base de precios de departamentos, precios de la tierra e índice Merval), que anticipa entre en uno y dos trimestres qué es lo que pasará con la inversión real, arrojó una tasa negativa de crecimiento en la comparación interanual, con una baja del 8,9% en el primer trimestre, luego de haber crecido marginalmente el trimestre anterior. Por esta razón es que ubican recién a la última parte del año como posible período en el que la inversión se empiece a recuperar.

Desde Orlando J. Ferreres y Asociados (OJF) registraron que, a julio el volumen invertido llega a un total de u$s 33.239 millones. Al medirla en términos de volumen físico (esto es, sin incidencia de los precios), la inversión cayó un 9,6% en comparación con el séptimo mes del año pasado.

"Puede empezar a recomponerse si la obra pública y la edificación por parte del sector privado se recuperan", razonó Fausto Spotorno de OJF.

Con respecto a la obra pública, reconoció que creció el número de licitaciones y que algunas obras viales se empezaron a ejecutar. "En julio se licitó prácticamente lo mismo que durante los seis meses previos", aseguró.

Con respecto a la edificación privada, dijo que hay indicadores de mejoras, como los permisos de construcción y la venta de cemento del último mes. Aún así, vaticina que va a terminar 2016 con una caída interanual de 5%.
También Maximiliano Castillo, de la consultora ACM, definió que "el componente macroeconómico de la inversión no viene bien". De todos los componentes identificó que sólo las importaciones de bienes de capital vienen mostrando un desempeño relativo un poco mejor. "Se espera que empiece a traccionar en los próximos trimestres, más sobre el cuarto de este año o el primero del próximo", vaticinó. A los datos oficiales, de caída internual de 3,8%, sostiene que se sumará una mayor caída en el segundo trimestre. "La evolución fue en estos primeros meses muy mediocre", calificó Castillo.

También el economista definió que la inversión debería estimular el crecimiento económico de los próximos años, de manera de poder hacerlo más a largo plazo. "El componente de la inversión es más volátil que el consumo. Cuando hay recesión tiende a caer más y, cuando hay crecimiento, a aumentar por arriba del promedio también", explicó.

Por este motivo, y frente a expectativas de una expansión económica de en torno al 3,5% para el año próximo, calcula que la inversión se recupere más que el consumo.