Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tras lograr el plus, la CGT va por un acuerdo antidespidos por 90 días

Desde la conducción sindical reiteraron la preocupación por el aumento de cesantías y suspensiones. Piden un compromiso y medidas para reactivar la creación de empleo

Envalentonada por haber logrado avanzar con un acuerdo con las cámaras empresarias para el pago de un bono de fin de año, la conducción de la CGT comenzó a definir ayer mismo el eje de lo que constituirá su principal reclamo en el segundo encuentro de la mesa de diálogo tripartito, previsto para la primera quincena de noviembre. Allí pedirá en concreto un compromiso del Gobierno y las empresas para frenar despidos y suspensiones por 90 días, según anticiparon a este diario desde la cúpula de la central obrera.
La apuesta cegetista quedó esbozada parcialmente en el acta-acuerdo firmada ayer por funcionarios, empresarios y gremialistas que participaron de la primera reunión de la denominada "Mesa de Diálogo por la Producción y el Trabajo". En el documento, la delegación sindical incluyó un párrafo específico en el que expresó su "preocupación" por la pérdida de puestos de trabajo durante los últimos meses y planteó la necesidad de "alcanzar un compromiso para lograr herramientas que minimicen despidos y suspensiones durante el próximo trimestre y que se incorpore este punto en la agenda a tratar".
Al término del encuentro, fuentes sindicales profundizaron en esa idea y anticiparon que ya trabajan en un borrador con la propuesta que por ese tema llevarán a la próxima reunión tripartita. "Si la mesa de diálogo quiere seriedad y volumen institucional debe acordar (empresarios y gremios) la inmediata anulación por 90 días de suspensiones y despidos", indicó un importante referente de la conducción cegetista. El dirigente, incluso, propuso la alternativa de que se evalúe la posibilidad de renovar ese compromiso tras su vigencia inicial si se mantienen las dificultades en el empleo.
"Tenemos que garantizar de alguna forma los puestos de trabajo mientras avanzamos en la discusión de otras medidas que pueden fortalecer la creación de empleo", dijo otro gremialista, quien también remarcó la importancia de la recuperación de la economía para evitar nuevos despidos.
La misma inquietud fue subrayada por otro de los sindicalistas que participó ayer del encuentro con funcionarios y empresarios. El dirigente recordó, en esa línea, el traspié de la ley antidespidos que sancionó el Congreso pero fue finalmente vetada por el presidente Mauricio Macri, como el fracaso del compromiso con el empleo que el Gobierno promovió en mayo pasado y que fue suscripto por los principales sectores empresarios, pero que no tuvo efectos concretos para contener las cesantías. "Pese a todo eso se acumularon más de 120 mil despidos en el sector privado y miles de suspensiones según lo reconoce el propio Gobierno", indicó el sindicalista, y destacó la necesidad de consensuar medidas en el espacio tripartito para garantizar la estabilidad laboral.