Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tras la visita de Obama, el Gobierno buscará ahora inversiones chinas

El embajador argentino en el país asiático, Diego Guelar, confirmó que "existe un ambicioso plan de inversiones chinas". Aún así, revisarán contratos en energía

Tras una intensa semana de agenda bilateral con Estados Unidos por la visita de Barack Obama, con anuncios de inversiones de empresas norteamericanas por u$s 16.100 millones hasta 2019, el Gobierno apostará ahora a reavivar los acuerdos con China e impulsar un ambicioso programa de proyectos chinos en el país. En ese marco, el presidente
Mauricio Macri se reunirá con su par asiático, Xi Jinping, este viernes, en el marco de la cumbre de seguridad nuclear que se realizará en Washington, y en septiembre visitará Beijing.
"Hoy hay un ambicioso plan de inversiones chinas en la Argentina que contempla sobre todo a las provincias. La recesión mundial afecta a China, pero su crecimiento sigue siendo extraordinario", manifestó el embajador argentino en ese país, Diego Guelar.
Coincidió con el diplomático el presidente de la Cámara Argentino China, Carlos Spadone, quien consideró que la gestión de Macri motorizará un aluvión de inversiones del gigante asiático y adelantó que el 25 de abril llegarán al país el presidente y vicepresidente de la constructora más importante de la provincia china de Dalian para evaluar posibles avances en el viejo proyecto de construir un puente que conecte la ciudad uruguaya de Colonia con Buenos Aires. Los directivos de la compañía llegarán acompañados de funcionarios de la provincia y del partido, indicó Spadone, socio de los chinos en este proyecto, que demandará una inversión de u$s 1842 millones.
Por otra parte, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo que se iniciaron conversaciones con China para renegociar la financiación de obras energéticas, ya que luego de que el Congreso apruebe la derogación de la Ley Cerrojo y de pago soberano y la Argentina pueda resolver el "default técnico", "va a haber una caída en el costo del capital para el país, la Argentina será sujeta de crédito otra vez y las obras de esa magnitud tendrán otros costos de financiamiento", sostuvo Aranguren. "Las obras que estaban previstas se harán con seriedad, proyectos definidos y presupuestos.
El gobierno de Cristina Fernández había adjudicado la construcción de las dos represas hidroeléctricas de Santa Cruz, Jorge Cepernic y Néstor Kirchner, a un consorcio chino-argentino por u$s 4700 millones, y la actual administración busca renegociar las condiciones. La ex mandataria también había prometido dos centrales nucleares por u$s 13.000 millones. Aranguren fue tajante: "Las obras se harán, pero con seriedad y con proyectos y presupuestos definidos".
El ministro agregó que se iniciaron conversaciones con China, pero no hay nada acordado. "Hay condiciones que ellos quieren imponer y queremos renegociar. Atucha III va a arrancar en los primeros meses de 2017, pero hecho con seriedad", señaló Aranguren en un entrevista concedida a Clarín.
Macri tendrá su primera reunión bilateral con Xi Jinping el viernes, tras varios intentos por concretarla. Trascendió que la diplomacia de ese país demoró la confirmación del encuentro por los reiterados dichos del Presidente sobre "revisar todos los acuerdos" firmados con Beijing por el gobierno anterior.