Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tras la tragedia en el show del Indio, Vidal se despega de Galli

Fueron a Olavarría dos ministros provinciales pero ninguno se mostró con el jefe comunal local de Cambiemos. "Quien habilita es la intendencia", cargó las tintas Ritondo

Tras la tragedia en el show del Indio, Vidal se despega de Galli

A 48 horas del trágico recital de Carlos "Indio" Solari en Olavarría, que dejó dos muertos, decenas de heridos e incontables búsquedas de personas que no aparecían, María Eugenia Vidal continuaba anoche sin referirse al tema en público. No obstante, la gobernadora bonaerense envió a la intendencia de Ezequiel Galli (Cambiemos) a dos emisarios, los ministros Joaquín De la Torre (Gobierno) y Cristian Ritondo (Seguridad). Pero ninguno se mostró con el alcalde cuestionado por haber avalado el show.


Como si fuera poco, mientras De la Torre fue a "contener" a un Concejo Deliberante que le pedirá explicaciones al jefe comunal, Ritondo apuntó contra Galli al sostener ayer, en conferencia: "Quien habilita cada uno de estos eventos masivos es la intendencia". No sólo eso, el titular de Seguridad también criticó la decisión local de trasladar en camiones a las personas que se habían quedado varadas en la ciudad. Y contó que ordenó "detener esos camiones para trasladarlos (a la gente) en colectivo luego".

Pero por un momento, Ritondo pareció intentar defender a Galli: "El intendente habrá entendido que con la experiencia de Tandil (en referencia al recital del año pasado), donde no hubo problemas, iba a ser igual".
Mientras que en La Plata intentaban ayer desligarse de la polémica para contenerla en los límites de Olavarría , en la Casa Rosada sostenían que Galli había quedado librado a su suerte. Una que no parece venturosa. La oposición política de Olavarría, que tiene el control del Concejo Deliberante (a Galli sólo le responden 5 de los 20 ediles), anticipó que le pedirá explicaciones al intendente.

En ese sentido, Galli afirmó ayer: "No tengo miedo de una destitución, si tengo que dar explicaciones las voy a dar, no tengo nada que esconder". En un raid mediático, el jefe comunal se volvió a desligar de los problemas organizativos al aclarar que el Municipio que encabeza "fue el fiador del predio" donde se realizó el recital y "no del espectáculo", al defender el cuestionado contrato entre la intendencia y la productora "En Vivo S.A", que organizó el show de Solari.

"Teníamos previsto el control para 200.000 personas. Lo que pasó excede a cualquier tipo de control, era un malón de gente que venía por las rutas", se justificó el jefe comunal.

Mientras ayer se conoció el nombre de la segunda víctima (Juan Francisco Bulacio, mismo apellido que Walter, el joven que fue detenido y asesinado por la policía tras un recital de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en 1991), la causa judicial continuó su curso. La fiscal que investiga los incidentes, Susana Alonso, ordenó ayer el allanamiento de las oficinas de la productora "En Vivo SA", cuyos dueños Marcos y Matías Peuscovich fueron imputados, así como el hotel donde se hospedó el cantante. Por su parte, Solari regresó a Buenos Aires en un jet privado.

Además, la policía bonaerense realizó ellos un rastrillaje en el predio "La Colmena", donde se realizó el trágico recital.