Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Tras la queja de los intendentes, Ritondo abre la puerta al debate

Con Granados de mediador, el ministro de Seguridad bonaerense compartió acto con Insaurralde, impulsor del proyecto que generó malestar en la Gobernación

Después del inesperado reencuentro del PJ, que incluyó a ortodoxos, cristinistas y hasta massistas, unidos por el reclamo de la "municipalización" de las policías locales, parece haber llegado una pax armada a tierras bonaerenses. Con el histórico intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, un oficialista de siempre, como mediador y anfitrión, ayer compartieron escenario el ministro de Seguridad provincial, Cristina Ritondo, y el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, promotor del proyecto de ley, que sintetizó el reclamo peronista hacia el funcionario, que bastante malestar causó la semana pasada en la administración de María Eugenia Vidal.
Durante el acto, que en rigor fue para inaugurar una renovada Estación Central de la Policía Local del distrito, con polígono de tiro propio, Ritondo afirmó que "acepto el debate" que impulsa el peronismo. Fue abrir una puerta que hasta ahora desde la Gobernación no aceptaban. Más temprano, en La Matanza, sin la intendenta local del PJ, Verónica Magario, Ritondo se había mostrado rodeado de jefes comunales a modo de respaldo, pero cercanos: Ariel Sujarchuk (Escobar), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Martiniano Molina (Quilmes). "Esta tarea contra las drogas es sin colores políticos. Por eso el trabajo en conjunto con intendentes y la justicia es fundamental", afirmó, a modo de guiño para iniciar la reconciliación.
El acercamiento al menos fotográfico con Insaurralde, uno de los primeros "dialoguistas", fue a través de Granados. El dueño de "El Mangrullo" no sólo es el pionero de implementar las policías locales en las intendencias sino que, además, fue como ministro de Seguridad de Daniel Scioli el encargado de provincializar el sistema. "Fue nuestro desafío con el que arrancamos en el 2000 y concretamos en el 2015. Hoy podemos decir que nuestra fuerza está a la altura de las mejores del país", se jactó el peronista, que como cómodo oficialista ahora está cerca de Vidal. Del evento también participaron los jefes comunales de Lanús, Néstor Grindetti y Bolívar, Eduardo "Bali" Bucca.
No es una fotografía que agrade a una Elisa Carrio de reposo. Como parte del operativo para bajar decibeles entre la diputada de la Coalición Cívica y la administración de Vidal, ayer fue el vicegobernador, Daniel Salvador, quien salió a intentar tranquilizar a la socia de Cambiemos en su pelea con el jefe de la Bonaerense, Pablo Bressi, a quien acusó de tener vínculos con el narcotráfico. El radical explicó que la chaqueña "acercó una denuncia y lo que se hizo es ponerlo en investigación y en la medida que quede demostrado (lo que se denunció) va a ser removido, y si no se dará explicaciones a Carrió y se seguirá trabajando". Por ahora, "por razones de salud", la diputada continúa con su reposo.