Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Tras la medida, las armadoras se dedicarán a importar y a distribuir, con menos personal

Buscan reconvertirse para seguir operando, al aprovechar su experiencia en distribución, venta y servicio técnico, pero con una cantidad menor de empleados

Tras la medida, las armadoras se dedicarán a importar y a distribuir, con menos personal

Tras la oficialización de la quita del arancel al ingreso de computadoras, la mayoría de las empresas que producían notebooks, tablets, AllInOne y PC de escritorio se convertirán, de ahora en más, en importadoras y distribuidoras de esos productos, aprovechando su experiencia en distribución y servicio técnico. Pero para hacerlo necesitan menos empleados que los que tenían para fabricar.

Si se tiene en cuenta sólo a las empresas que hacen notebooks y tablets, y excluyendo a los que arman sólo PC de escritorio, ya se acumulan más de 700 despidos.

Se trata de firmas como Positivo BGH; Newsan (Noblex); Radio Victoria, Digital Fueguina; PC Arts Argentina (Banghó); Exo; Novatech; Corporate Corp (Ken Brown); Grupo Núcleo; Air Computers o PcBox que ya cerraron plantas o despidieron parte de su personal al no poder competir con productos importados sin arancel.

A excepción de las cuatro primeras, las demás empresas están centradas sobre todo en informática, con lo cual son más afectadas por la decisión del Gobierno.

Se estima que la medida afecta a unos 5000 empleos, al sumar a pymes pequeñas que arman PCs en todo el país y a empleados que aún no perdieron su trabajo, según datos del sector.

"Tuvimos que cerrar una planta y despedir empleados, es imposible competir con productos importados con cero arancel. De ahora en más vamos a importar productos para nuestra marca propia y tratar de cerrar acuerdos con marcas internacionales para importar y distribuir sus productos en la Argentina. Ya tenemos el canal de venta desarrollado, también el servicio técnico y la fuerza de venta.

Pero claro, necesitamos mucho menos personal que para producir, con lo cual lamentablemente muchos empleados, técnicos capacitados en electrónica, quedarán sin trabajo", explicaron desde una importante empresa del sector.

Desde otra compañía informaron que también se dedicarán a importar y distribuir, con bastante menos dotación de personal.

Empresas de sector coincidieron en rechazar algunos argumentos del Gobierno. Por ejemplo, aseguran que no es sencillo que los despedidos encuentren lugar en otras firmas, en un contexto de baja demanda.

"Son empleados muy capacitados en electrónica, si no se produce más electrónica, ¿cómo esperan que se reconviertan para trabajar en otro rubro, ajeno a su capacitación?", se preguntaron.

Además, aunque en el sector creen que podría bajar algo más el precio de las computadoras que ingresen, como asegura el Gobierno, las fabricantes descreen de que eso suceda, ya que los productos nacionales hoy en oferta bajaron de 25% a 35% sus valores frente a un año atrás, en 2016, ante un alto stock, baja demanda y el anuncio de quita del 35% de arancel.

"Vendemos a pérdida para deshacernos del stock; tenemos muchas indemnizaciones por pagar", se lamentaron desde una empresa.

Varias fabricantes pusieron en duda además que baje el precio, porque los productos actuales se venden por debajo del costo y la quita del arancel de 35% no pesa sobre el valor total del producto, sino sobre una parte. "El 35% de arancel impacta en el costo básico del producto, que es del 40% del total. Luego se suman costos de distribución, servicio técnico, comercial, etc. Por eso sobre el precio de venta el impacto es menor al 35% y hoy los valores de productos argentinos en oferta están por debajo del costo", explicaron. Desde los comercios aseguran que sí habrá mayor surtido de productos, de todos los precios, y que el consumidor se beneficiaría por esa mayor variedad.