Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tras el escándalo, renunció el rector de la escuela de cine del INCAA

Pablo Rovito presentó una carta destinada al vicepresidente a cargo del Instituto Nacional de Cine, en la que califica de "burda operación de prensa" las denuncias periodísticas que hablan de supuestos actos de corrupción en las obras realizadas en la institución.

Tras el escándalo, renunció el rector de la escuela de cine del INCAA

Desde Juan José Campanella, pasando por Adrián Suar y una gran cantidad de actores, entre ellos Natalia Oreiro, Luis Machín y Leo Sbaraglia, rechazaron las denuncias realizadas sobre las gestiones de Alejando Cacetta como presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y de Pablo Rovito en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, pero esto no bastó para evitar el alejamiento de ambos de los puestos que tenían en esas instituciones.

Primero fue Cacetta, a quien el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, le pidió la renuncia. Y hoy se concretó la dimisión de Pablo Rovito, el rector de la ENERC, quien escribió una dura carta destinada al vicepresidente del INCAA, Ralph Haiek, que quedó a cargo de la dirección del INCAA, institución de la cual depende la escuela.

"No tuve ninguna injerencia ni contacto con los expedientes de licitaciones, contrataciones y/o compras que se realizaron para llevar adelante" las obras que se realizaron en la Escuela, escribió Rovito en la carta de renuncia destinada a Haiek, que eran el fundamento de las denuncias periodísticas y motivo por el cual desde el Gobierno querían que se alejara de ese puesto. "Ese trabajo se ha realizado desde la administración del INCAA y usted mismo, en su carácter de vicepresidente, ha formado parte de la aprobación y gestión de esas acciones", le endilgó.

Rovito cuestionó fuertemente la actitud del actual vicepresidente a cargo del INCAA por el silencio respecto de las duras acusaciones de corrupción. "¿Qué debería pensar cuando veo que usted calla y otorga validez a estas acusaciones a sabiendas de la inconsistencia y falsedad de las mismas?", le preguntó.

El ahora exrector de la ENERC señaló que tiene un puesto académico, que eso implicó la renovación del plan de estudios y equipamiento de la institución, y remarcó que llegó a su puesto por concurso en 2011, momento desde el cual se desempeñó en la función hasta hoy.