Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Seguridad reforzada para Fariña tras declarar contra Cristina

Está detenido bajo el Programa Nacional de Protección de Testigos, en una celda con todas las medidas de seguridad incluyendo un sistema de cámaras. Fue conducido al penal de Ezeiza anoche, luego de su testimonio ante la justicia.

Seguridad reforzada para Fariña tras declarar contra Cristina

Leonardo Fariña fue conducido al penal de Ezeiza anoche donde está detenido bajo el Programa Nacional de Protección de Testigos, en una celda con todas las medidas de seguridad incluyendo un sistema de cámaras, luego de haber testificado ayer en los Tribunales porteños de Comodoro Py, en la causa que investiga el presunto lavado de dinero por parte del empresario Lázaro Báez.

El detenido realizó una extensa declaración ante el juez federal Sebastián Casanello referida a su versión de la “ruta del dinero K” y mencionó a los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner como parte de esa estructura con vértice en el empresario.

“En principio va a Ezeiza a una celda con todas las medidas de seguridad incluyendo cámaras de seguridad”, dijo anoche a Télam un alto funcionario del Gobierno nacional. Fariña está detenido desde hace dos años por evasión fiscal, pero esta vez se encuentra bajo el régimen del Programa Nacional de Protección de Testigos e Imputados destinado a garantizar la seguridad e integridad física de los declarantes, previstas por la ley 25.764.

El detenido ingresó al despacho de Casanelllo a las 10 y media de la mañana de ayer para ser indagado por el juez y por el fiscal Guillermo Marijuan en un trámite que también contó con la presencia de su abogada, Giselle Robles, y secretarios del Juzgado Federal.