Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Transportistas piden a Dietrich el pago de deuda de $ 2100 millones de la gestión K

El reclamo es alentado por las empresas agrupadas en Fadeeac, que en algunos casos iniciaron demandas en la Justicia para exigir los fondos adeudados por el Gobierno anterior

Transportistas negocian con Dietrich diferentes propuestas para la cancelación de la deuda

Transportistas negocian con Dietrich diferentes propuestas para la cancelación de la deuda

Con la amenaza latente de iniciar una ola de demandas judiciales contra el Estado, las empresas del transporte de cargas lograron acelerar las negociaciones con el Gobierno para destrabar en el corto plazo el pago de más de $ 2100 millones por subsidios adeudados al sector por la administración kirchnerista.

Las gestiones, encaradas por representantes de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Transporte de Cargas (Fadeeac) ante el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, involucran los fondos que el Estado adeuda a las compañías del sector desde hace 3 años, comprometidos en el marco del denominado Régimen de Fomento a la Profesionalización de la actividad (Refop). Ese sistema de subsidios fue eliminado a través de un decreto por la presidenta Cristina Fernández en medio de su enfrentamiento con el jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano.

Mediante el Refop, entre 2005 y 2012 la gestión kirchnerista distribuyó más de $ 1000 millones anuales entre las empresas del transporte de cargas, a través de un mecanismo por el cual se les reintegraba buena parte de los aportes patronales a cambio de que las firmas instrumentaran planes de capacitación y mejoraran los beneficios laborales de los choferes.

Al momento de la eliminación del régimen, el Estado registraba un retraso en el pago de los reintegros a las empresas, situación que –según los cálculos de la Fadeeac– acumuló una deuda cercana a los $ 2100 millones, cuya cancelación la entidad reclama ahora a los funcionarios de la administración macrista.

Si bien hasta el momento las negociaciones con el ministro de Transporte no destrabaron el pago de la deuda, fuentes empresarias se mostraron expectantes en la posibilidad lograr resolver el reclamo en el corto plazo. "Hay disposición a atender el planteo", estacaron.

Al respecto, mencionaron que Transporte "reconoció una parte de los subsidios", que estiman en $ 400 millones, cuya cancelación el Gobierno podría disponer en efectivo, en una medida que beneficiaría especialmente a las pymes de la actividad, que representan alrededor del 90% de las firmas del sector. "El resto todavía está en discusión. Hemos propuesto diferentes alternativas como beneficios fiscales o impositivos", indicaron desde el sector empresario.

Cerca de Dietrich confirmaron a este diario las negociaciones en marcha con los transportistas, pero aclararon que se trata de una discusión que llevará tiempo, por lo que "todavía no se reconoció ninguna deuda" por los subsidios reclamados. "Se está analizando la situación", deslizaron voceros del ministro.

Las empresas, sin embargo, aguardan una rápida respuesta con la amenaza firme de iniciar una catarata de reclamos en la Justicia para garantizarse el pago de los subsidios. Como un primer antecedente de esa advertencia, varias de las compañías que no recibió los reintegros del Refop comprometidos por la administración K ya inició planteos administrativos para exigir su pago, en tanto que un grupo más reducido de empresas comenzó a transitar la vía judicial para resolver el reclamo.