Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Transportistas advierten que la suba de los combustible se trasladará a precios

La cámara del transporte de cargas protestó por el nivel del fuerte costo de los combustibles en el país y dijo que las subas repercutirán en sus tarifas

La cámara que nuclea a los empresarios del autotransporte de cargas advirtió ayer que la suba dispuesta en el precio de los combustibles afectará al sector debido a que incrementará sus costos totales y que solo para enero representará un ajuste del orden del 2%.
Así lo expresó la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeaac) al afirmar que el sector "se ve nuevamente perjudicado en un incremento de sus costos totales".
"En un contexto mundial en el que el valor del petróleo está en baja (ver aparte), vemos que los importes relacionados a las gasolineras aumentan a nivel interno de manera exponencial, prácticamente doblando los internacionales", planteó la entidad.
Los empresarios transportistas explicaron que "la suba en el combustible impacta fuertemente en la actividad ya que es uno de los insumos principales y representa, al menos, 35% de los costos del autotransporte de cargas de larga distancia".
Según el último índice realizado por el Departamento de Estudios Tributarios y el Observatorio de Costos de Fadeaac, en diciembre los costos se incrementaron en un 2,5% y alcanzaron el 21,8% en 2015.
Para la entidad, con el comportamiento de los costos de diciembre y a partir de los anuncios de ministro de Energía, Juan José Aranguren, "la suba del gasoil podría repercutir en, al menos, un 2% en los costos del transporte de enero de 2016".
"Esto repercute de lleno en nuestra actividad ya que trae aparejado una suba significativa en los costos totales que, una vez más, se ven golpeados por factores y decisiones ajenas al sector", agregaron los transportistas, al reclamar "trabajar en conjunto con todas las actividades productivas del país a los efectos de generar tarifas más eficientes y competitivas".
A partir de ayer, entró en vigencia un aumento de 6% a los distintos tipos de naftas y gasoil y el nuevo precio interno para el barril de petróleo que comenzará a comercializarse con una baja de 10%.
De esta manera, el crudo más liviano del tipo Medanito, que se produce en la cuenca Neuquina, se pagará a u$s 67,5 por barril, y por el más pesado del tipo Escalante que se produce en la Cuenca del Golfo u$s 54,9 por barril, ambos por encima de los precios internacionales.
En otro orden, los precios de los combustibles continúan registrando ajustes pero la dispersión de valores entre la Capital Federal, el Conurbano y el interior del país no se corrige: la diferencia ya supera ampliamente los $ 2 con la provincias del norte.
Si se tiene en cuenta que los patagónicos tienen un beneficio exclusivo en el precio de los combustibles, la diferencia de lo que paga un barilochense respecto a un formoseño, un chaqueño, un correntino o un misionero, es de 50,65%.
El valor de la nafta súper de la petrolera estatal YPF en las estaciones de servicio de la Capital Federal se ubica en los
$ 13,80 por litro mientras que en Resistencia ya alcanzó los
$ 16,03: una diferencia de $ 2,23.
Así, llenar el tanque de 55 litros de un Volskwagen Gol Trend –uno de los modelos más vendidos en la Argentina en los últimos cinco años– tiene un costo de $ 759 en Capital y de
$ 881,65 en Resistencia (una diferencia del 16,15%).