Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Trabajadores de la Construcción exigieron la reapertura de las paritarias

El ala disidente al sindicato liderado por Gerardo Martínez marcho para plantear un aumento salarial de emergencia del 40%.

Trabajadores de la Construcción exigieron la reapertura de las paritarias

Trabajadores nucleados en el Sindicato de Trabajadores de la Construcción y Afines (Sitraic), el gremio disidente al de Gerardo Martínez, exigieron la reapertura de la paritaria y un inmediato aumento salarial de emergencia del 40 por ciento, durante una marcha realizada a la Cámara Argentina de la Construcción (CAC).

Frente a la sede, ubicada en Paseo Colón e Independencia, repudiaron el acuerdo firmado con la Uocra el 23 de abril pasado que determinó un aumento del 22% por 6 meses.

El secretario general del Sitraic, Víctor Grossi, remarcó en diálogo con Télam que “nosotros planteamos que para recuperar el salario y se acerque, no que llegue porque no va a llegar, a la canasta familiar básica tiene que haber un 40% de aumento y 20% de diferencia entre categorías”, detalló. 

Para Grossi, “la Cámara está usando a los trabajadores de la construcción como rehenes, porque primero anunció que iba a producir 33.000 despidos y ya llevan más de 50.000”.


Los trabajadores marcharon luego por Paseo Colón hasta la sede central del Ministerio de Trabajo de la Nación en Leandro N. Alem 650, donde entregaron padrones de trabajadores que se han quedado sin empleo y requerir un subsidio para los afectados.


El 23 de abril último en la cartera laboral, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, conducida por Gerardo Martínez, y la CAC firmaron un acuerdo salarial del 22% que tendrá vigencia hasta el 30 de septiembre de 2016, cuestionado ahora por el Sitraic, el gremio disidente.

No obstante, las partes se comprometieron a reunirse en el mes de septiembre para determinar los salarios que estarán vigentes a partir del 1 de octubre de 2016.

El 27 de abril se realizó el primer plenario del Sitraic en el Hotel Bauen de la Ciudad de Buenos Aires, luego de haber obtenido el ámbito de actuación nacional que habilita la construcción del nuevo sindicato en todo el país.

Grossi consideró que esa jornada como un hecho histórico en la constitución de una alternativa sindical clasista para todos los trabajadores de la construcción de la Argentina.