Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tras desalojo, comienzan a normalizarse las operaciones en Aeroparque

Recién después de las 12.30 despegó el primer vuelo y a partir de ese momento las distintas empresas aéreas comenzaron a operar. Sucede luego de que el Juez Ercolini dispuso el acceso a la torre de control.

Tras desalojo, comienzan a normalizarse las operaciones en Aeroparque

Las operaciones aéreas en el Aeroparque metropolitano Jorge Newbery comenzaban lentamente a normalizarse después del mediodía, luego que fuera desalojada por orden judicial la Torre de Control, donde se encontraban controladores aéreos que se negaban a prestar servicio en el marco del paro por 48 horas dispuesto por la Asociación de Trabajadores del Estado.

Mientras tanto, los trabajadores desalojados -a quienes se les fueron sumando en solidaridad otros trabajadores del gremio, entre ellos su secretario general, Hugo Godoy- se preparaban para manifestar frente a la Terminal C al mismo tiempo que fuerzas de seguridad reforzaban el operativo.

El conflicto, que se inició ayer con el cese de actividades desde las 6,50, hizo eclosión esta mañana cuando los cuatro controladores correspondientes al turno que se inicia a las 6 y culmina a las 14, acataron la medida de fuerza dispuesta por el gremio, pero a la vez impidieron que otros trabajadores que no estaban de acuerdo con el paro, ocupasen su lugar para garantizar las operaciones aéreas.

La medida trajo como consecuencia la cancelación de más de 40 vuelos, prácticamente todos los de la mañana de las diferentes compañías que operan en Aeroparque, reanudándose las operaciones formalmente a las 11.05 con el arribo de un vuelo de la empresa GOL procedente de San Pablo, Brasil.

Recién después de las 12.30 despegó el primer vuelo y a partir de ese momento tanto Aerolíneas Argentinas como LATAM fueron normalizando lentamente sus servicios, aunque fuentes aeroportuarias indicaron a Télam que difícilmente se llegue a normalizar en su totalidad la operatoria en lo que queda del día, debido a la gran cantidad de cancelaciones y reprogramaciones.

“Tripulaciones vencidas, vuelos cancelados y pasajeros que debe ser reubicados constituyen un combo sumamente complicado de resolución, por lo que el efecto dominó de la paralización se mantendrá durante el día y aún mañana”, confió la fuente al tiempo que aclaró que “los controladores que están ocupando turnos son menos de los que habitualmente operan en la Torre, por lo que el espacio entre cada despegue y aterrizaje será mayor del habitual, con lo que las demoras serán inevitables”.

No obstante la normalización de Aeroparque, el conflicto mantendrá inactivos, al menos hasta la media tarde, a los aeropuertos de Resistencia, Salta, Jujuy, Viedma, Bariloche, El Calafate y Río Gallegos.

La paralización de las actividades comenzó a destrabarse cuando el juez federal Julián Ercolini había ordenado el desalojo de la Torre de Control por la fuerza, medida que se preparaba a cumplir la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Ercolini adoptó tal decisión porque consideró que lo que se vivió en la torre de control del Aeroparque metropolitano fue una “situación penal”, ya que “los controladores rebeldes permanecían encerrados en la torre y no dejaban ingresar a quienes debían reemplazarlos en el cambio de turno”.

Aclaró que por eso “se hizo presente la Policía de Seguridad Aeroportuaria y los trabajadores desistieron de su postura y permitieron, luego de un rato, el ingreso de quienes debían realizar el reemplazo de turno”. Agregó que él “estaba informado y atento a la situación”, y advirtió que su intervención “no tiene nada que ver con el conflicto gremial, sino con la situación de toma de la torre de control”.

Por su parte, en declaraciones a Télam, Martín Taborda, delegado ATE-ANAC en el Aeroparque Jorge Newbery criticó el desalojo policial y calificó la orden del juez Ercolini como “una locura”. El sindicalista comentó que con el desalojo “sacaron a los trabajadores que se encontraban parando, pero que estaban cumpliendo su horario, para poner a otros que no se sabe que capacitación tienen para cumplir con la tarea”.

Mientras esto ocurría en Aeroparque, la actividad en Ezeiza era prácticamente normal, habiéndose registrado solamente un par de cancelaciones y demoras mínimas. Los trabajadores de la torre de control de Aeroparque están afiliados a tres sindicatos: ATE, Atepsa (Asociación de Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación) y APTA, la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico que conduce Ricardo Cirielli.