Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tensión y discusiones en Diputados por la agresión en Jujuy a diputada K

Tensión y discusiones en Diputados por la agresión en Jujuy a diputada K

Oficialismo y oposición coincidieron hoy en la Cámara de Diputados en sacar una resolución en repudio de la violación de los fueros de la diputada Mayra Mendoza (FPV-PJ), quien fue agredida en Jujuy por la policía provincial cuando pretendía asistir al juicio contra la titular de la agrupación “Tupac Amaru”, Milagro Sala.

 En el medio hubo un acalorado “ida y vuelta” de acusaciones de alto voltaje entre el presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri (UCR) y el kirchnerismo

 El bloque del Frente para la Victoria-PJ, a través de la camporista Gabriela Estévez, planteó una cuestión de privilegio en repudio de la violencia sufrida ayer por la diputada de parte de la policía jujeña y exhortó al resto de los bloques a expresar su solidaridad a Mendoza, en especial de “los que se expresaron por el ‘Ni una menos’”.

Estévez afirmó que “lo que sucede en la provincia de Jujuy” con Sala así como “el acoso permanente que recibe la presidenta Cristina Fernández de Kirchner” es “una situación promovida por el gobierno nacional que tiene su correlato en cada una de las provincias”.

Negri recogió el guante pero, primero con tono calmo, apuntó también haber visto a un diputado y militante de los Derechos Humanos, que no mencionó pero se trató del kirchnerista Horacio Pietragalla, agredir a un policía jujeño.

 El hecho originó chiflidos de reprobación del Frente para la Victoria-PJ, y el jefe de la bancada, Héctor Recalde, marcó que Pietragalla había salido en defensa de una concejal “que estaba siendo mancillada” por el efectivo policial.

Negri expresó que en Cambiemos “vamos a condenar cualquier agresión, como con cualquier otro legislador que ocupe una banca sin importar el color político”, pero le recordó a los kirchneristas - a los que llamó “dueños de la historia y de la verdad”- que “recularon cuando amenazaron a la diputada (Gladys) González, recularon cuando golpearon al diputado (Nicolás) Del Caño”.

  “Acá no hay dueños de derechos humanos, ¿quiénes se creen que son los que votaron la amnistía de (Ítalo) Luder? ¿Quiénes tienen la vara más alta de la historia, ustedes?”, siguió Negri ya a viva voz y dijo: “No lo voy a callar porque lo tengo acá (señalando su garganta), yo soy preso de Isabel Perón cuando gobernaban ustedes”.

Antes, Néstor Pitrola (Frente de Izquierda) había manifestado su solidaridad con Mendoza, al resaltar que “si esto ocurre en la provincia de Jujuy con una diputada, qué le espera el pueblo argentino que está viviendo uno de los ajustes más importantes de los últimos años”.

 La misionera Silvia Risko (Frente de la Concordia), en sintonía con el FPV-PJ, planteó otra cuestión de privilegio contra el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y destacó que “en 12 años (de kirchnerismo) jamás se reprimió ni se golpeó a nadie, todos pudieron manifestarse”.

   “Nos tuvieron cortadas las rutas nacionales más de 30 días y a nadie se reprimió. Esta foto es volver al pasado, les guste o no les guste y ninguno de nosotros los va a acompañar”, puntualizó Risko y advirtió que “volver al pasado es volver al ‘que se vayan todos’ y bastardear lo que hemos conseguido en 30 años de democracia”

 El peronista puntano Luis Lusquiños (Compromiso Federal) advirtió que “quien agrede verbal o físicamente a una mujer lo que está haciendo es agrediendo a todas las mujeres” y si se trata de agresión a un diputado o diputada está agrediendo al Congreso Nacional y, por ende, “al pueblo de la Nación argentina”.

 Silvia Horne, del Peronismo para la Victoria, también repudió el hecho y se solidarizó con su colega, en tanto que Oscar Romero (Bloque Justicialista) y Graciela Camaño (Frente Renovador) llamaron a la calma y propusieron que la Cámara emitiera una resolución con el repudio de la Cámara contra una diputada de la Nación

 Antes que se acordara sacar la expresión de repudio de la Cámara, Camaño argumentó que “nos ultrajaron a todos y nos vamos a ver impedidos de ostentar en determinadas situaciones lo más valioso que tenemos que son nuestros fueros”.

Luego de toda la pulseada, el kirchnerismo se retiró del recinto cuando comenzaba el debate por la reforma al impuesto a las Ganancias.