Desalojaron la planta de PepsiCo: incidentes, heridos y denuncias de represión policial

Trabajadores que resistían en los techos de la planta bajaron y denunciaron represión. Dirigentes de izquierda llegaron hasta el lugar y se ofrecieron como negociadores.

Trabajadores despedidos de Pepsico que resistieron el desalojo de la planta de la localidad bonaerense de Florida bajaron finalmente del techo de la fábrica minutos antes de las 10, tras acordar su salida con la mediación de diputados y dirigentes de izquierda, y, tras denunciar la represión policial dentro de las instalaciones.

Desde esta madrugada, la Gendarmería rodeaba las inmediaciones de la planta de Pepsico con la firme orden de desalojar. Alrededor de las 9, los efectivos, junto a la Policía bonaerense, ingresaron a la planta. 

Fuertes momentos de tensión dentro y fuera de la fábrica. La policía avanzó sobre los manifestantes, quienes intentaban resistir con fuerza.

La Infantería de la Policía de la provincia de Buenos Aires llevaba adelante el operativo ordenado por la jueza de Garantías N3 de San Isidro, Andrea Rodríguez Mentasty, para devolver las instalaciones a la firma de capitales estadounidenses.

A pocos minutos de iniciar el operativo, la Infantería había despejado por medio de la represión con gas pimienta las veredas aledañas a la fábrica y luego ingresó a la planta para sacar de allí a los trabajadores.

Los operarios decidieron ocupar las instalaciones de la empresa de capitales estadounidenses el 26 de junio pasado, seis días después de que la firma cerrara de forma imprevista y comunicara la situación pegando un cartel en el portón principal. 

Incidentes, gases lacrimógenos y corridas en las a fueras del lugar. Hay más de 500 empleados en el interior de la planta. 

Larramendi solicitó el viernes el desalojo de la planta de Florida que la empresa quiere trasladar a la ciudad de Mar del Plata.

La vigilia de los trabajadores frente al desalojo:

"Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta, se jode, se jode", cantan en la vigilia de #Pepsico contra el desalojo represivo. pic.twitter.com/hGfluXt5Az

— La Izquierda Diario (@izquierdadiario) 13 de julio de 2017
 
Cómo fue el desalojo

AHORA Violenta represión a trabajadores en #Pepsico: hay varios heridos y cinco detenidos durante el desalojo pic.twitter.com/yRUkjLj219

— Agencia El Vigía (@AgenciaElVigia) 13 de julio de 2017
 
El comienzo del conflicto
 

 

El martes 20 de junio la empresa Pepsico cerraba sus puertas. La multinacional productora de bebidas y alimentos decidió informarle a sus trabajadores con un comunicado colgado de la persiana de la planta ubicada en la localidad de Florida, partido de Vicente López, en la que trabajaban 691 personas.

El comunicado decía que "con motivo del cese de operaciones de la planta de Florida y la relocalización de su producción a otro establecimiento, y mientras da cumplimiento a las instancias legales correspondientes ante el Ministerio de Trabajo, se comunica al personal que queda transitoriamente liberado de prestar servicios manteniendo el goce de haberes". La firma sólo ponía un teléfono de contacto.

Ante esa situación, los trabajadores se concentraron en la puerta del establecimiento  y resolvieron "ocupar" la planta.

Con el correr de los días, y la falta de resolución para esas familias que se quedaron en la calle, la tensión fue creciendo.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día