Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Temor petrolero: advierten que un tercio de las empresas puede quebrar este año

La brutal caída del crudo complica el acceso al capital y la capacidad para reducir deuda de las empresas. Ayer el petróleo se volvió a desplomar y en EE.UU. cerró a u$s 29

Temor petrolero: advierten que un tercio de las empresas puede quebrar este año

La crisis del petróleo no da tregua. Mientras el "oro negro" sigue depreciándose a diario en el mundo (ayer el barril WTI en EE.UU. cayó 1,36% a u$s 29,04, mientras que el Brent en Europa cedió 3,62% a u$s 32,18), los pronósticos para la industria se tornan cada vez más escalofriantes. Un reciente estudio elaborado por la firma auditora y consultora Deloitte advierte que cerca de un tercio de los productores petroleros corre un alto riesgo de quebrar este año, debido a que el bajo precio de las materias primas complica su acceso al capital y su capacidad para reducir su deuda.


El informe, basado en una revisión de más de 500 compañías de exploración y producción de petróleo y gas natural de todo el mundo con cotización en bolsa, destaca la profundidad de los problemas que sufre el sector energético por los precios del crudo, que están cerca de sus niveles más bajos en más de una década. Según precisó Deloitte, las cerca de 175 compañías en riesgo de quiebra tienen más de u$s 150.000 millones de deuda, mientras el decreciente valor de las ofertas secundarias de acciones y de las ventas de activos dificulta aún más su capacidad de generar dinero. "Estas compañías han seguido adelante mientras han podido y ahora corren riesgo de morir", sentenció, tajante, William Snyder, jefe de reestructuración corporativa de Deloitte, en una entrevista. "Todo está relacionado con la liquidez", manifestó.


Aunque el 95% de los productores de petróleo puede bombear crudo a menos de u$s 15 el barril –gracias a los ahorros de costos y las mejoras tecnológicas introducidas desde mediados de 2014, cuando solo el 65% podía producir cerca de este nivel–, esto podría no ser suficiente para algunos, estimó Deloitte. "El 2016 es el año de las decisiones duras, donde todo se decidirá", consideró en esta línea John England, vicepresidente de la consultora, en una entrevista.


El estudio halló que los proveedores de servicios para yacimientos petroleros, que aportan personal y equipos necesarios para perforar los pozos, están presentado menos solicitudes de quiebra que los productores. Esto se debe probablemente a los mayores costos de capital –y, por tanto, de deuda– para los productores, indicó Deloitte.

De las 53 compañías energéticas estadounidenses que presentaron la solicitud de quiebra el trimestre pasado, solo 14 eran proveedores de servicios, una tendencia que se espera continúe en el corto plazo, proyectó el relevamiento. En el plano local, la situación también es tensa. Las petroleras que operan en la Argentina atraviesan un difícil momento, al punto que están suspendiendo personal y bajando sus niveles de producción.

La Casa Rosada, el gobierno de Chubut, el sindicato y las petroleras YPF, PAE y Tecpetrol llegaron recientemente a un acuerdo para sostener la actividad en la provincia que más crudo produce y exporta en el país. Mientras que el Gobierno también garantizó un precio de petróleo más elevado para el barril interno. En Neu quén, entretanto, las empresas de servicio de la industria petrolera privada solicitaron permiso al Ministerio de Trabajo para suspender a unos 10.000 trabajadores como consecuencia de la caída de la producción.