U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Temor a retenciones: cerealeras se apuran a registrar exportaciones

Temor a retenciones: cerealeras se apuran a  registrar exportaciones

En medio de la jornada de extrema tensión cambiaría, las cerealeras se apuraron ayer a declarar ventas al exterior por casi un millón de toneladas de harina de soja y más de 1,1 millón de toneladas de maíz y trigo.

Con las indefiniciones oficiales sobre las herramientas que utilizará el Gobierno para achicar el déficit fiscal, y así dar la señal fuerte que reclama el mercado, las operaciones agrícolas locales volvieron a llenarse de especulaciones en torno al futuro, casi inmediato, del esquema de retenciones.

"Hay fuerte especulación de que, por el contexto, ahora si habrá cambios en las retenciones", comentó un analista.

Print

Es que en medio de la necesidad del Gobierno de profundizar la baja del déficit, un refuerzo de ingresos vía retenciones no aparece descabellado, comentó otro operador.

Como sea, la incertidumbre derivó en una fuerte actividad en registro de ventas al exterior (DJVE). En apenas un día, las cerealeras declararon ventas por 892.000 toneladas de maíz (del ciclo actual y el próximo), 905.000 toneladas de harina de soja y 240.000 toneladas del trigo que estará disponible hacia diciembre.

La movida garantiza que esas ventas queden con el derecho de exportación actual, que es de 0% para maíz y trigo; y de 23% para harina de soja.

Algo similar había ocurrido a fines de mayo, cuando en tres días los exportadores reportaron ventas al exterior por 1,8 millón de toneladas de trigo y más de dos millones de toneladas de maíz, ante las versiones luego desmentidas de que habría cambios en las retenciones agrarias.

El temor actual y la avalancha de DJVE se sustenta además en los sorpresivos cambios en el esquema de retenciones a los subproductos de la soja. El 14 de agosto último, el Gobierno decidió frenar por seis meses la baja mensual de los derechos que tributan la harina y aceite de soja, y dejar que siga bajando sólo el poroto sin procesar (cuya exportación es casi nula). Para evitar anotaciones de ventas al exterior masivas, el Ministerio de Agroindustria suspensión el registro por dos días.

Los rumores se dieron en un día en el que hubo pocos negocios en el mercado granario, con fuertes bajas de las cotizaciones en dólares de la soja, del trigo y del maíz. El trigo a enero en Rosario cerró en u$s 213,5 la tonelada; el maíz en abril a u$s 154, mientras que la posición a noviembre de la soja, en lo que es la actual cosecha, finalizó el día de ayer en u$s 258 por tonelada.

Ante las versiones, el presidente de Sociedad Rural, Daniel Pelegrina, pidió al Gobierno "no volver a tropezar con la misma piedra".

"Con la baja de las retenciones se motorizó la economía del interior", remarcó el dirigente, para quien de esa forma es "más federal" el reparto de la riqueza.

Pelegrina insistió en que la devaluación del peso "no beneficia a todos los sectores" del campo, porque "no todos exportan, depende de cada estructura de costos".

Y completó: "Es más eficiente que tributemos vía impuesto a las ganancias que recortar la capacidad exportadora" con retenciones.