Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Tarifazo: advierten que aún con las subas, se paga menos de la mitad de los costos

Un informe indica que en 2015 el consumidor pagaba el 15% del costo medio de generación y que en marzo alcanzó 39% debido al aumento en boletas de luz anunciado en febrero

El ministro Juan José Aranguren anticipó que apelarán los amparos que se presenten para frenar las subas de luz

El ministro Juan José Aranguren anticipó que apelarán los amparos que se presenten para frenar las subas de luz

En medio del clima de tensión y malestar que estalló entre grandes y pequeños consumidores a raíz de los aumentos de tarifas –tanto eléctricas como de gas–, un informe consigna que aún con los fuertes incrementos, lo que pagan los usuarios no alcanza a cubrir siquiera la mitad de los costos de generación. Así lo asegura un informe recientemente difundido por la consultora económica Ecolatina y la especializada en investigación de mercados, Key Market.

Mientras se multiplican los reclamos de los usuarios en la Justicia, hay datos que dan cuenta que los subsidios que el Estado dirige para financiar este sector siguen siendo importantes. El relevamiento indica, por ejemplo, que mientras en 2015 el usuario del servicio eléctrico pagaba el 15% del costo medio de generación, en marzo de este año ese porcentaje ascendió al 39% debido al aumento de tarifas implementado en febrero pasado.

Es decir, que todavía está lejos de representar el valor pleno de lo que cuesta generar la energía. "El precio estacional promedio de febrero y marzo (precio que pagan las distribuidoras y que luego trasladan al usuario según su perfil) aumentó 253% respecto al de diciembre. Sin embargo, los costos medios de generación se elevaron un 32% luego de la devaluación, debido a que los costos asociados al uso de combustibles líquidos y a los contratos de abastecimientos e importaciones se miden en la divisa estadounidense", detalla el trabajo.

Según datos oficiales el ahorro público rondaría los u$s 4000 millones para 2016, el equivalente a $ 59.557 millones, teniendo en cuenta la estimación del tipo de cambio para 2016 de Ecolatina. Los analistas de la consultora advierten, sin embargo, que "resta esperar las definiciones de las tarifas para los próximos trimestres, por lo que el precio estacional podría seguir aumentando".

El Gobierno ya anticipó que apelará las medidas cautelares que se presenten para frenar los aumentos. El martes se conoció que la Justicia Federal de San Martín firmó la primera que impide al Gobierno incrementar el servicio de luz a una clínica privada. La orden fue de la jueza Martina Isabel Forns e incluyó también que la empresa Edenor devuelva eventualmente los cargos extra cobrados y no volver a cobrar subas al menos por tres meses. Ayer Forns adelantó en declaraciones radiales que ya tiene otros pedidos de amparos iniciados por usuarios de electricidad como el que realizó el Hospital Privado Nuestra Señora de la Merced, cuya factura de luz tuvo un incremento del 600%.

Demanda y generación

Por otra parte, el informe señala que el abaratamiento relativo de la energía eléctrica producto del congelamiento tarifario de los últimos años, sumado a políticas macroeconómicas de incentivo a la demanda de bienes intensivos en el uso de electricidad (por ejemplo créditos blandos para la compra de electrodomésticos), estimularon fuertemente la demanda de energía. "Entre 2003 y 2015, la demanda residencial aumentó 108%, mientras que el resto lo hizo un 73%.

En consecuencia, la primera pasó de tener una participación del 27% al inicio del periodo, a una del 35% al final", reveló. En cuanto a la generación, cerca de dos tercios de la electricidad es producida a partir de combustibles. Para las consultoras este dato genera un doble inconveniente: "por un lado, otorga inestabilidad al sistema energético al quedar expuesto a las fluctuaciones de los precios internacionales de los combustibles. El 90% del gas utilizado para generar electricidad es importado por lo que el crecimien to de la actividad depende fuertemente de la capacidad de importación". Por otro lado, dice, torna al sistema más ineficiente y más caro.