Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Tarifas, inflación y Brasil, al tope de la agenda en la primera reunión de la UIA

Los industriales analizarán los primeros dos meses de la gestión de Mauricio Macri. Preocupan consecuencias del ajuste, pero aún se muestran optimistas

Tarifas, inflación y Brasil, al tope de la agenda en la primera reunión de la UIA

Terminaron las vacaciones para los industriales. El comité ejecutivo de la UIA tendrá hoy su primera reunión del año en la que los empresarios harán un balance de los primeros 60 días de gestión del gobierno de Mauricio Macri, con la inflación, la suba de tarifas y la situación de Brasil como principales preocupaciones.

Algunos temas ya fueron planteados ayer en el primer encuentro de los empresarios de la alimentación nucleados en la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), donde se habló del escenario inflacionario, así como también de las negociaciones paritarias y el estancamiento de la economía. Muchos dirigentes asumen que lo que está ocurriendo con los precios estaba escrito, que no es fácil resolver un problema que lleva años, y que se terminará corrigiendo con un freno en la actividad. Otros se muestran más preocupados por la "alta sensibilidad que hay en la calle", admitió un industrial de Copal.

Hoy en la UIA se discutirá una amplia serie de temas, aunque con el foco puesto en la readecuación tarifaria, la aceleración de la inflación y la caída de la economía brasileña. Según afirmó el secretario de la entidad, Juan Carlos Sacco, con respecto a la suba de tarifas "nadie puede negar que todo lo que se está haciendo debía hacerse, pero el problema es cuando las empresas toman conciencia de lo que van a tener que pagar, con aumentos de hasta 600%". "Hay firmas que directamente pueden cerrar. Pero afortunadamente no es en todo el país, ya que en muchas provincias las tarifas de luz ya estaban más altas", agregó el industrial gráfico. "Es evidente que había muchas cosas por hacer y era difícil evaluar las consecuencias. En cuanto a si se fue por el gradualismo o el shock, uno tiene que respetar las estrategias del Gobierno. Me parece lógico aspirar a una inflación del 25% y no alimentar expectativas, pero recién mañana –por hoy– vamos a poder hacer una evaluación de los primeros 60 días", destacó el titular de Copal y vicepresidente 1º de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

El empresario también se mostró preocupado por el escenario de Brasil, no sólo por el impacto que tendrá en la industria automotriz –que ya viene golpeada por la crisis en el vecino país–, sino en el consumo masivo, ya que "la combinación de la devaluación con la contracción del consumo genera excedentes productivos que pueden venir a la Argentina", sostuvo.

La sensación generalizada que existe en la UIA es que se avizora un primer semestre difícil, pero con mejoras a partir de mitad de año, a partir del sinceramiento de la economía. Muchos empresarios consideran que la salida del cepo, la oferta realizada a los holdouts y el blanqueo de precios relativos podrá generar un impacto negativo ahora, pero a la larga dará buenos resultados. La transición, asumen, será difícil. Además, el contexto internacional no ayuda. Exportar se vuelve cada vez más complicado, con precios de commodities en baja.

"Todos van a trabajar para fortalecer el mercado interno, con políticas para incentivar las exportacio nes, pero es imposible salir de un día para el otro", enfatizó un alto dirigente de la UIA.