Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tarifas: el Gobierno necesitará $ 80.000 millones si Corte falla en contra de subas

Así lo aseguró ayer el asesor de Jefatura de Gabinete, Gustavo Lopetegui. Es lo que necesitará el Estado en el caso de retrotraer las facturas de los servicios de luz y de gas

Según el Gobierno se le está pidiendo solo "al 4% más rico de la población" que pague el precio de producción

Según el Gobierno se le está pidiendo solo

El secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, advirtió hoy que "sería muy grave" que la Corte Suprema falle en contra del ajuste de tarifas porque retrotraer los valores demandaría un gasto estatal adicional de $ 80.000 millones.

"Para poder comprender un poquito más, $ 80.000 millones es toda la obra pública que vamos a hacer en el segundo semestre", analizó con preocupación el funcionario en declaraciones radiales. Ese monto es el que debería destinar el Estado a subsidiar nuevamente las facturas de electricidad y gas para todas las categorías de usuarios, aunque Lopetegui descartó que la Justicia pueda dejar sin efecto los nuevos cuadros tarifarios. "Nosotros creemos que eso no va a ocurrir", se esperanzó y agregó: "Estamos convencidos que lo que hemos hecho cumple la letra de la ley, que dice que no se requiere audiencia pública para el precio de la producción del gas".

En línea con el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, señaló que sólo el valor de transporte y distribución deben ser debatidos en audiencias participativas porque son considerados servicios públicos, pero "no el esfuerzo de sacarlo de la tierra". Lopetegui consideró que lo ocurrido con el aumento de tarifas responde al país que "heredó" la administración de Mauricio Macri, con una economía "totalmente dislocada", dado que durante diez años con alta inflación "no había precios y nadie sabía cuánto valían las cosas".

"La gente se acostumbró a que el gas y la luz eran gratis. Arreglar este entuerto es de las tareas más difíciles que enfrentamos", enfatizó. Con todo, el funcionario reconoció que el Gobierno macrista tuvo errores al aplicar el ajuste: "Por supuesto que nos hemos equivocado, quizás no hicimos el esfuerzo para comunicar lo que estamos diciendo ahora. Seguro que hemos cometido errores y cada vez que lo hicimos hemos tratado de corregirlo".

Números finos

Lopetegui detalló que cuatro de cada diez familias argentinas no tienen ese servicio público. De esos cuatro usuarios, la mitad tiene el programa Garrafa Social, que dispone cuatro garrafas por mes en el invierno; y de las otras seis familias que sí tienen gas natural, una tiene la tarifa social por lo que paga sólo el costo de transporte, distribución e impuestos.

"Entre garrafa social y tarifa social tenemos a un tercio de los hogares cubierto, los más necesitados y los que más nos preocupan, por lo que prácticamente no pagan nada. Es decir que toda la discusión es por el resto de los hogares", afirmó.

Según Lopetegui, el Gobierno le está pidiendo sólo "al 4% más rico de la población" que haga el "esfuerzo mayor" de pagar lo que cuesta sacar el gas de abajo de la tierra, transportarlo y distribuirlo en las ciudades. Precisó además que en abril el 90% de los usuarios pagó su factura de gas y electricidad; en mayo el 85%; y en junio bajó al 80% debido a los amparos judiciales que frenaron la aplicación de los cuadros tarifarios.

De acuerdo con los números que le pasaron las empresas distribuidoras, "sólo el 13% de los usuarios de gas recibieron facturas con montos a pagar mayores a los $ 500 mensuales".