Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

TRASTIENDA

Aviones. La falta de transporte y el paro de la CGT también tuvo su impacto en el Foro de Davos Latinoamérica. Muchos participantes que esperaban llegar ayer por la mañana a Ezeiza se encontraron con vuelos suspendidos. Algunos paneles tuvieron que ser reacomodados sobre la marcha.
Poco globales. La temática globalizadora del Foro no atrajo demasiado a los empresarios argentinos. Hubo muchos menos CEOs que en el Mini Davos que se hizo en el CCK. También fue evidente la ausencia de banqueros.
Corrupción. El impacto en la región del caso Lava Jato instaló el tema de la corrupción dentro de la agenda. Muchos expositores hicieron mención a su impacto. Alguno hasta planteó los riesgos de ir demasiado a fondo. "Hay que limpiar la casa, no tumbarla".
Embajada. La salida de Martín Lousteau de la embajada argentina en Washington fue comentada en varias charlas del Foro. Más allá de que la Casa Rosada había dejado trascender su enojo, pocos esperan que se defina un relevo a la brevedad. Uno conocedor de las entretelas del PRO vaticinó dos opciones: "O buscan un diplomático de mucha experiencia para lidiar con la administración Trump, o se la ofrecen a alguien que necesite una salida elegante".