Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Subtes: el Gobierno porteño empieza a pagar los $ 1000 millones por los nuevos coches de la línea D

Transfirió a SBASE $ 150 millones por el “anticipo del 15%” para la compra de esas unidades. En total, está previsto un endeudamiento de hasta 60 millones de euros.

La tarifa del subte vale desde marzo de 2014 $ 4,50 y podría subir en abril

La tarifa del subte vale desde marzo de 2014 $ 4,50 y podría subir en abril

El Gobierno porteño autorizó una transferencia de 150 millones de pesos a la empresa Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) para pagar el anticipo del 15% por los nuevos coches que se incorporarán este año a la línea D.

La transferencia fue aprobada a través de una resolución del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte publicada hoy en el Boletín Oficial porteño.

Tal como se desprende de la cifra pagada por el anticipo del 15%, el total a pagar ronda hoy los mil millones de pesos. A fin del año pasado, la Legislatura había aprobado, con polémica, un endeudamiento con este fin de hasta “60 millones de euros o su equivalente en dólares”; a precio de hoy, son $ 1009 millones.

La compra de coches para la línea D es parte del proyecto de Expansión de la red de Subterráneos.

A principios de año, SBASE anunció que sumaría, en forma paulatina y sin precisar en qué fechas, 60 coches cero kilómetro y con aire acondicionado para esa línea, en la que se movilizan 340.000 usuarios, como ya había hecho con las líneas H y A.

En la compañía también prometieron que la incorporación permitirá, más adelante, reducir la frecuencia del servicio a dos minutos.

Los nuevos coches con de ALSTOM, franceses, iguales a los de la línea H, fabricados en acero inoxidable, equipados con cámaras de seguridad y sistema de aviso sonoro de estaciones y con suspensiones neumáticas que se ajustan en función de la carga.