Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Sube tarifa para transportar granos pero siguen los piquetes que afectan a puertos

El Gobierno acordó hoy con entidades rurales y de empresarios de carga un aumento del 12%. Sin embargo, los autoconvocados que cortan rutas dicen que no es la solución y no levantan las medidas, que complican a las terminales, la cosecha y hasta los movimientos del dólar. 

Sube tarifa para transportar granos pero siguen los piquetes que afectan a puertos

Autoridades del Ministerio de Transporte y sus pares de Agroindustria acordaron hoy con representantes de los productores agropecuarios y de los transportistas de carga un aumento del 12 por ciento en la tarifa que sirva de referencia para el servicio de transporte de granos

"La de hoy es la quinta mesa de diálogo que se celebra en los últimos dos años y en ella se consensuó una actualización del 12 por ciento en la mencionada tarifa, que será publicada en el Boletín Oficial", informó el ministerio de Transporte a través de un comunicado.

El acuerdo se alcanza luego de una semana de "piquetes" realizados por los "camioneros autoconvocados" en reclamo de una tarifa única para la actividad, fijada por el Gobierno y no como “referencia” o “orientativa”.

Los llamados autoconvocados son, en general, dueños de pequeñas empresas del autotransporte de cargas, que no están en ninguna cámara patronal pero tampoco los representa el sindicato.  Suelen tener dos o tres camiones, que manejan ellos mismos o miembros de su familia, pero a su vez emplean gente para manejarlos, choferes.

La protesta generó serias demoras en la carga de granos en los principales puertos. Por ejemplo, el martes un  informe de la Bolsa de Cereales de Rosario señaló que, en tres días, el ingreso de camiones a los puertos del Gran Rosario había caído 70% respecto de la semana anterior. A su vez, según informó El Cronista, esto impacta sobre la oferta de divisas en el mercado mayorista, en jornadas donde el nerviosismo es moneda corriente.

En la víspera, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, había instado a los camioneros a "volver a la ruta" y advirtió que el Gobierno iba a realizar denuncias penales ante estas protestas.

Los autoconvocados salieron inmediatamente a rechazar que el anuncio oficial de hoy apunte a una solución a su reclamo. Según los transportistas, el concepto de una tarifa sólo de referencia permite que, sobre todo por la existencia de intermediarios entre lo que paga el productor y lo que recibe el dueño del camión, a ellos les llegue mucho menos de lo que deberían recibir en concepto de tarifa. Quieren que haya una tarifa única, oficial, que se cumpla. En distintos contactos periodísticos ratificaron que la protesta continuaría. 

Tampoco es sencillo tener una certeza sobre el comportamiento futuro de los autoconvocados, que no se agrupan en ninguna representación ni tienen un vocero permanente, formal, para dar a conocer sus posiciones. Ellos mismos lo admiten. En declaraciones citadas por el portal especializado Infocampo, uno de los choferes autoconvocados en el cruce de la rutas 5 y 50 en la localidad bonaerense de Carlos Casares, dijo: “Nosotros somos transportistas autoconvococados, no nos representa nadie ni queremos que lo hagan. No estamos bajo ninguna institución, sindicato, gremio ni partido político”, contó, al tiempo que confesó que esto a veces “les juega en contra”, porque al no estar agremiados o pertenecer a algún partido político “carecen de mayor apoyo”.

En la mesa de diálogo, además de las entidades rurales (Federación Agraria, Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, Coninagro y acopiadores de granos), participaron Federación de Transportadores Argentinos (Fetra); Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) y Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac). Precisamente, fuentes de Fetra se desmarcaron ante El Cronista del conflicto y de su relación con lo obtenido en la “mesa de diálogo permanente”. Dijeron que “el encuentro de la mesa estaba previsto, es un ámbito permanente, donde monitoreamos los costos y demás cuestiones que impactan en la tarifa y llegamos a consensos. En octubre, por ejemplo, se hizo un ajuste del 9%, aunque con retroactividad a julio y hoy cerramos en 12, aunque nos daba un poco más, pero se llegó a ese consenso, que es retroactivo a enero”.

Por su parte, en el Ministerio de Transporte asumieron una posición parecida sobre la relación entre el aumento y el conflicto. “Era una instancia programada, no responde puntualmente a la situación que se vive en las rutas. Pero es una señal de cómo deben ser las cosas. Con diálogo, en el marco de la ley. Lo que se acordó hoy es, como en otras oportunidades, un precio de referencia, que más que todo debe ser un techo, un nivel en torno al cual deberían girar los precios que son el resultado de la oferta y la demanda, tal cual lo establece la ley”. Agregó que “queremos marcar el contraste entre este espacio y el método violento con el que se está tratando de imponer el reclamo en las rutas. El ministro Dietrich fue ayer muy claro cuando advirtió que si no cesan los actos extorsivos y de violencia no se arrimará ninguna solución. El viernes recibimos un pedido formal, individual, de un transportista, que contestaremos también formalmente. Ese es el camino”.