Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Suba del dólar beneficia a la industria, pero la UIA reclama reactivación del mercado

No está claro aún si la tendencia alcista de la divisa se mantendrá. La suba hasta ahora no mueve la aguja. El foco de preocupación es otro y será planteado en la Conferencia Industrial

Adrián Kaufmann encabezará la 22 Conferencia Industrial de la UIA

Adrián Kaufmann encabezará la 22 Conferencia Industrial de la UIA

Mercado. Eso reclama la industria para salir del ahogo que padecen producto de la fuerte caída en las ventas, no sólo internas sino también externas. La reciente suba del dólar por el efecto Trump y la posibilidad de que la tendencia continúe al alza ilusiona a algunas actividades y empresas, pero hoy la corrección cambiaria pasó a un segundo plano. La gran mayoría de los industrias pide reactivación y una mejora de la competitividad sistémica, que incluye menor presión tributaria, tasas bajas para financiarse y una reducción en los costos logísticos, entre otros factores.

Estos serán los planteos que hará la UIA en su 22º Conferencia Industrial, que se realizará el lunes y martes en Parque Norte. El evento tendrá amplia presencia oficial y el objetivo es discutir en torno a cada uno de los ejes que hacen a una mejora de la competitividad. El presidente Mauricio Macri confirmó su presencia al cierre de evento.

El Centro de Estudios Económicos (CEU) de la entidad presentó ayer el informe de actividad de septiembre: una baja de 7,6% interanual, peor que el registrado por el Indec (caída de 7,3% interanual para el mismo mes). A su vez, la merma respecto de agosto último alcanzó el 1,6%.
La preocupación industrial es cada vez mayor y hay entre los empresarios una opinión bastante generalizada de que el repunte no llegará hasta mediados del año próximo, lo que los pone en situación de alerta.

La reunión del comité ejecutivo de la UIA, comandada por Adrián Kaufmann, del último martes fue una gran catarsis.

Frente a ese escenario, una leve corrección del tipo de cambio (en una semana subió casi 4% el mayorista) no es representativo y aún se mantiene una gran volatilidad. Incluso, ayer el dólar bajó por segundo día consecutivo, tras el pico registrado el lunes. De todas maneras, aún si mantuviera la tendencia alcista por la incertidumbre frente a las medidas que puede tomar el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, llevaría tranquilidad a los sectores industriales exportadores y a los que se ven amenazados por las importaciones, pero el reclamo general hoy es mucho más amplio.

"Atacar la presión impositiva, los costos logísticos y el financiamiento hoy es más importante que las fluctuaciones del tipo de cambio, excepto que se produzca un descalabro mundial por efecto Trump", manifestó el presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja.

Coincidió el salteño José Urtubey, uno de los posibles candidatos para suceder a Kaufmann en la presidencia de la UIA a partir de mayo. "Hablar de una variable sin entender las otras es el cuento de la frazada corta, donde no solucionás cuestiones de corto pero tampoco de mediano y largo plazo", afirmó el vocal de la entidad, quien además minimizó el impacto de la devaluación: "No mueve el amperímetro".

A su turno, el vicepresidente pyme de la UIA y presidente de la Conferencia Industrial, Miguel Acevedo, coincidió en que "el dólar subió muy poco" y "si bien bajaron un poco las tasas, todavía están en niveles elevados, hay alta inflación, presión tributaria y altos costos logísticos, lo que te hacen poco competitivo".

Según el economista Dante Sica, de Abeceb.com, el tipo de cambio en el corto plazo está en equilibrio porque está determinado por la oferta y la demanda. Si se lo mira en una secuencia de más largo plazo, empieza la discusión de cuán atrasado está, y si se compara el valor actual respecto de un promedio del pasado, el atraso ronda el 20%.

"Todo lo que puede hacer el Gobierno puede mejorar la competitividad sistémica, ya que con este tipo de cambio las empresas no se bancan lo que pagan de ART, no pueden tener un contenedor 20 días en la Aduana, y tampoco afrontar la presión tributaria actual", enfatizó Sica. El economista agregó que cuando el dólar está más alto representa una anestesia, pero lo que subió hasta ahora "no mueve la aguja".

De todas maneras, con la economía más abierta y con freno de la actividad, tampoco los empresarios pueden trasladar a precios el incremento de la divisa estadounidense.
Desde la industria gráfica, el secretario de la UIA, Juan Carlos Sacco, enfatizó que "el tema dólar incide pero mínimamente" porque si bien exportan, lo que más les preocupa es la "falta de mercado". El empresario reveló que en la reunión de comité se planteó que la Argentina tiene los salarios más caros de la región, medidos en dólares, y "aún así, el 80% de los sectores son altamente productivos hasta la puerta de sus fábricas, pero al salir pierden competitividad".