Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Sorpresivo corralito de asesores

El despliegue, nunca visto en un informe de un Jefe de Gabinete al Congreso, llamó la atención de todos. Diputados, asesores, mozos, personal de seguridad y periodistas. Cualquiera que pasó ayer por el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara baja se acercó a espiar. Encerrado en unos cien metros cuadrados y delimitado por altos biombos de fibrofácil, un ‘ejército’ de más de 20 asesores, computadoras, impresoras, papeles y cables asistió a Marcos Peña durante las siete horas que duró su exposición ante los legisladores.
El lugar, rápidamente bautizado ‘corralito’ por algunos y ‘call center’ o ‘ejército de trolls’ por otros, fue levantado en la zona más inmediata al recinto, con el objetivo de permitirles a los asesores de la Jefatura de Gabinete contacto directo con Peña y el resto de su equipo.