Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sólo tres agencias de crédito están abiertas para la Argentina

La mayoría mira cada caso para garantizar las inversiones en el país. Faltan resolver disputas bilaterales, arreglar la macro y que baje la calificación o el país ingrese a la OCDE

Sólo tres agencias de crédito están abiertas para la Argentina

La mejora en la calificación de Argentina que la OCDE realizó hace un mes fue un paso adicional para que se abran las agencias de crédito que garantizan las importaciones desde Argentina, y que resultan clave para el proceso de inversiones que busca el Gobierno. Pero el proceso se da lentamente, pese a la salida del default y al arreglo con el Club de París: porque la OCDE mejora de un punto por vez y las agencias todavía estarían esperando el resto de los arreglos en la macroeconomía y la resolución de algunos conflictos bilaterales y en el ámbito del Ciadi.

Según un relevamiento del sector financiero, las ECAS (por su siglas en inglés) que están abiertas tanto para el sector público como para el sector privado son las de Japón (Nippon Export and Investment Insurrance y el Banco Japonés para la Cooperación Internacional); Alemania (Hermes) e Italia (SACE).

Con restricciones: la de Austria (OeKB), para créditos hasta tres años de plazo y con un techo para sector público de 20 millones de euros. La de Suiza, para el sector privado, pero para el sector público se analiza a pedido. La de Holanda (Atradius), hasta 75 millones de euros. La francesa Coface, sólo para el sector privado. El Eximbank, de EE.UU., ofrece hasta un plazo de siete años. Y las de España (CESCE), República Checa (EGAP), Finlandia (Finnvera), Canadá (EDC) y las de Corea (K-SURE, KEXIM) miran caso por caso. Y la de China (Sinosure) está en conversaciones para respaldar los grandes proyectos en el país.

Todavía estarían cerradas al riesgo argentino las de Reino Unido (UKEF); Bélgica; Suecia (EKN) y Noruega (GIEK).

Hace un mes, la OCDE mejoró la calificación del riesgo país de Argentina de 7 a 6 puntos, por primera vez desde 2002, debido a la salida del default y a la mejora en las estadísticas. En este sistema, que siguen las agencias de crédito, cada punto equivale a un ahorro de 1,5 puntos sobre la tasa de interés que pagan las empresas que invierten (compuesta por la tasa Libor, un spread, el costo del seguro e impuestos).

El proceso es lento porque la OCDE rebaja un punto por año. El gobierno confía en que en junio próximo la calificación baje a 5 puntos. Y que luego el país pueda ingresar como socio, ya que las agencias ya no mirarían la calificación.

"A partir del cambio de gobierno y la eliminación de los controles de cambio, que se dejó flotar el dólar libremente, que la política del Banco Central esté bien manejada y que el Gobierno tiende a eliminar gradualmente los subsidios, la visión del exterior de Argentina fue cambiando. No se vio en el riesgo país porque los comités de evaluación no son frecuentes. Las agencias no se abren de un día para el otro; las líneas de crédito se van abriendo de a poco", dijo Salvador Pérsico, subgerente General de Coface Argentina. La agencia en Francia reabrió en febrero pasado la cobertura al riesgo comercial (de pago de empresas privadas) desde el exterior hacia Argentina, y en forma privada no en nombre del Estado francés.

"Para la apertura se evalúan indicadores macroeconómicos. Algunas debilidades de años anteriores se están subsanando. Hoy por hoy los indicadores macroeconómicos, en 2016, no son buenos. Este es un año de ajuste y la inflación es alta. Y la mejora en la economía real se va a ver el año que viene", agregó Pérsico.

El arreglo con el Club de París también fue un paso necesario para la reapertura de las agencias, pero no suficiente porque algunas, como por ejemplo Coface, dirimen conflictos bilaterales, por afuera de ese grupo. "En Europa hay algunos juicios en el marco del CIADI que no están terminados. Hay que acordar con el acreedor y pagar y terminar formalmente con esos expedientes", recordó Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI.

"A veces las agencias se pueden abrir, pero por la mala calificación te dan a tasa alta", agregó, debido también al déficit fiscal alto y la economía que decrece. Pero recordó que el Estado hace poco colocó un bono en euros al 5% a diez años, lo que abrió la puerta a las empresas: "En Europa hay plata abundante y Argentina es una hormiguita", dijo.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Raul Nieto
Raul Nieto 21/11/2016 03:42:27

Mas razones para ver que el camino es correcto aun con las restricciones que se tienen para llevar a cabo varias medidas necesarias. Pero hay que entender que esfuezo hay que hacer