Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sobreseyeron a Ernestina de Noble en la causa por presunta apropiación de hijos de desaparecidos

Lo hizo la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, “en atención al resultado negativo que arrojó el peritaje de ADN a los fines de establecer vínculo biológico con los grupos familiares de personas desaparecidas durante la última dictadura militar”.

Sobreseyeron a Ernestina de Noble en la causa por presunta apropiación de hijos de desaparecidos

La juez federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman, absolvió hoy a la dueña del diario Clarín, Ernestina Herrera de Noble en la causa en la que estaba imputada por presunta apropiación de hijos de desaparecidos durante la última dictadura, se informó oficialmente.

En un fallo del pasado 30 de diciembre pero difundido hoy, la magistrada justificó la medida en los resultados negativos de las pruebas de ADN realizadas a sus hijos adoptivos, Marcela y Felipe Noble Herrera.

“En atención al resultado negativo que arrojó el peritaje de ADN a los fines de establecer vínculo biológico con los grupos familiares de personas desaparecidas durante la última dictadura militar que integran el Archivo Nacional de Datos Genéticos, no existe motivo bastante de sospecha”, sostiene el fallo de 66 páginas difundido por el sitio de web de la Corte Suprema de Justicia (www.cij.gov.ar).

Se trata de la causa iniciada por las Abuelas de Plaza de Mayo en abril del 2001, y en la que la propietaria del diario Clarin estuvo detenida durante tres días en diciembre del 2002 por orden de juez Roberto Marquevich, luego destituido a raíz de ese incidente.

El objeto central de la investigación judicial estuvo dirigido a conocer el verdadero origen de Marcela y Felipe Noble Herrera y determinar la responsabilidad penal por la supuesta ocultación y/o retención ilegal de ambos mediante la falsedad de instrumentos públicos que fueron investigados durante casi década y media, reseña la resolución de Arroyo Salgado.

En su resolución, Arroyo Salgado no descarta que se puedan tratar de dos hijos de desaparecidos y pese a las absoluciones no cierra el expediente hasta que la probanza esencial brinde elementos que permitan abonarlos o debilitarlos. 

El cierre de la causa había sido pedida a mediados del año pasado por los abogados de la viuda de Noble, el ex juez federal Gabriel Cavallo y Eduardo Padilla Fox, en base a los resultados de los estudios genéticos conocidos de mediados del 2011.

En su respuesta a la vista, el fiscal Fernando Domínguez rechazó el cierre y pidió en cambio una nueva citación a prestar declaración indagatoria de la imputada.

El representante del Ministerio Público Fiscal destacó no solo la imprescriptibilidad del delito de lesa humanidad adjudicado a la empresaria sino el carácter “extremadamente sospechoso de las versiones sobre el hallazgo de la niña (Marcela Noble Herrera) y la entrega en adopción del niño (Felipe Noble Herrera), que aún persisten”.

Herrera de Noble alegó ante la justicia que el 13 de mayo de 1976 halló a Marcela en una caja depositada en la puerta de su casa y presentó en principio como testigo a una vecina. Pero luego se determinó que ambas circunstancias eran falaces ya que el domicilio que denunció como real, en Lomas de San Isidro, no era su lugar de residencia y la testigo fue reemplazada por un supuesto cuidador de una finca vecina que luego se supo que era un chofer del diario Clarín.

En cuanto a Felipe Noble Herrera, en el expediente se verificaron idénticas irregularidades ya que el niño presuntamente entregado por una mujer al Tribunal de Menores un año después nunca pudo ser hallada.

El fiscal Domínguez manifestó su intención de indagar nuevamente a Ernestina Herrera de Noble para ampliar su imputación “por los delitos de alteración, sustitución y supresión de la identidad, como así también, de sustracción, ocultamiento y retención de sus hijos adoptivos”. 

En su resolución, Arroyo Salgado admitió las “graves irregularidades advertidas en los procedimientos de guardia y adopción” de ambos menores pero considera que “lo cierto y lo concreto es que el resultado de las pericias de ADN realizadas por el BNDG se alza como un escollo insuperable para tener por acreditado el hecho imputado”.

“En atención al resultado negativo que arrojó el peritaje de poliformismo de ADN a los fines de establecer vínculo biológico con los grupos de familiares de personas desaparecidas durante la última dictadura militar que integran el Archivo Nacional de Datos Genéticos, no existe motivo bastante de sospecha respecto de aquélla”, sostiene en su aspecto resolutivo el fallo.

“Resuelvo: Sobreseer a Ernestina Laura Herrera de Noble en la presenta causa, en orden a los hechos por los que fuera indagada, dejándose constancia que la formación del presente no afecta el buen nombre y honor”, sostiene a renglón seguido el fallo judicial, que ahora podrá ser apelado ante la Cámara Federal de San Isidro.

FUENTE: Agencias Buenos Aires