Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Smata abrió round de paritarias en la industria con suba de 14% por seis meses

Pese a la caída de la producción automotriz, el gremio cerró con las terminales un aumento acumulativo de 6,41% para el segundo trimestre que se suma al 7% de enero–marzo

Smata abrió round de paritarias en la industria con suba de 14% por seis meses

La industria automotriz picó en punta en el proceso de definición de las paritarias en el sector fabril, al que se sumarán en las próximas semanas el cierre de las negociaciones de la UOM, alimentación, aceiteros, textiles y calzado, entre otras ramas del sector. Así, repitiendo el esquema de convenio trimestral que rige en la actividad, el gremio de mecánicos de Smata acordó con las terminales agrupadas en la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) un incremento salarial acumulativo de 6,41% para el período abril-junio, que se agrega al 7% ya pactado para el trimestre enero-marzo y redondea una suba de 14% para el primer semestre del año.

La recomposición salarial, que de replicarse en el segundo semestre alcanzaría un 28%, bastante por encima de las expectativas oficiales de un tope inicial del 18%, fue consensuada en momentos en que la producción del sector acentúa su caída: los datos difundidos ayer por la propia Adefa advirtieron que en abril se registró la tercera baja consecutiva del año, con 37.730 unidades fabricadas (-15,1% interanual), y apuntaron que el primer cuatrimestre del año cerró con un descenso de 9,8% (Ver Sección Negocios).

"Lo que acordamos no es ni más ni menos que cubrir la inflación acumulada durante el primer trimestre", indicó el titular de Smata, Ricardo Pignanelli, a El Cronista, al defender el esquema de acuerdos trimestrales establecido en la actividad. Pignanelli explicó que la apuesta del gremio es que para cada período se pacte un incremento equivalente a la inflación acumulada en el trimestre previo de manera de compensar rápidamente cualquier deterioro salarial y ofrecer "previsibilidad" a los presupuestos de las terminales. "Financieramente es equilibrado para las empresas y se termina con el discurso de que son los salarios los que generan inflación. Si merma la inflación del trimestre vencido, merma el aumento y es previsible para todo el sistema", remarcó el dirigente.

La industria metalúrgica es otra de las ramas del sector fabril que espera resolver su discusión salarial en el corto plazo, aunque bajo una modalidad de acuerdo anual con revisión automática por inflación. Ayer representantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y de las seis cámaras empresarias de la actividad (Adimra, Afac, Afarte, Camima, Fedehogar y Caiama) se reunieron con la mediación del Ministerio de Trabajo y comenzaron a acercar posiciones para avanzar en un entendimiento, en medio del período de conciliación obligatoria que rige en la negociación.

Por el momento, las partes consensuaron incluir en el acuerdo salarial que será retroactivo al 1 de abril una especie de "clausula gatillo" que garantice una actualización automática del incremento en el caso de una suba mayor de la inflación. Sin embargo, las diferencias persisten respecto del porcentaje del aumento: mientras el gremio de Caló desistió de su reclamo inicial de una recomposición de 30% y aceptaría un parámetro en torno al 25% en dos tramos, el sector empresario mantiene su ofrecimiento de una mejora de 20%, similar a la convenida un mes atrás en la paritaria de los empleados de Comercio.

Para intentar destrabar esa discusión, el sindicato y las cámaras prevén reuniones privadas durante los próximos días para intentar sellar un acuerdo en el plazo de una semana. En tanto y frente a las demoras en el cierre de la paritaria, la mayoría de las empresas de la actividad comenzó a liquidar los salarios de abril con el pago de adelantos a cuenta que en promedio se ubican por debajo del equivalente a un 10% de aumento.

Con los aceiteros con una negociación paralela a la Uom (ver aparte), la ronda de paritarias en la industria continuará las próximas semanas con las discusiones en las ramas de alimentación, textiles y calzado, entre otras, mientras también avanzan en el rubro de servicios las conversaciones con los gremios del transporte, como los colectiveros de UTA y los ferroviarios, que reclaman subas de 25% y la rebaja de la carga de Ganancias.