Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Sistema saturado

Cerca de 800 niños y niñas se encuentran habitando en hogares de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Cerca de 650 menores dependen de hogares de gestión privada, mientras que otros 150 se encuentran alojados en alguno de los tres institutos de gestión estatal. Uno de ellos, el hogar Curapaligüe, de Flores, debió cerrar recientemente por una orden judicial, tras constatarse graves problemas estructurales. Cerca de 50 niños, entre ellos bebés, fueron trasladados a un complejo de Costanera Norte, hasta tanto se realicen los arreglos pertinentes.
Por cada niño destinado a un hogar, la Ciudad abona una beca que tiene carácter de cuota alimentaria y costea gastos de estudio, esparcimiento, ropa y comida.
Aunque la Ciudad dice cubrir el 100% de las necesidades de cada niño sin cuidados parentales, los hogares conveniados advierten que solo se llega a cubrir hasta el 55% de los gastos generales. Lo faltante suele costearse con aportes de individuos, empresas y organizaciones sensibilizadas con esta realidad.