Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Sin precisiones, Aranguren confirmó que la suba del gas llegará antes de junio

El Gobierno evalúa por estos días el momento a partir del cual aplicará el incremento tarifario por el suministro de gas natural por redes a nivel residencial, comercial e industrial. El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, aseveró ayer en declaraciones radiales que el esquema entrará en vigencia "antes del invierno" y lo asimiló al aplicado para el servicio de electricidad, sin dar precisiones.
Según trascendió las empresas del rubro tienen muy avanzado el trabajo conjunto de reformulación del sistema de facturación con la expectativa de que comenzara a regir desde el primer día de marzo. Las declaraciones realizadas por el ministro pusieron entre signos de interrogación tal fecha y se considera que ello obedece a la preocupación ante la evolución de la inflación. Según consignó la agencia DyN, fuentes privadas consideran que los incrementos en las facturas podrían llegar al 300%. Desde el aspecto técnico ya está definido que los usuarios recibirán una factura bimestral pero con cupones de pago mensual.
En Energía ya estaría definido el tarifado por regiones del país, que se conforma considerando los componentes producción (boca de pozo), transporte y distribución del gas, tomando en cuenta el fluido producido localmente, el importado por ductos desde Bolivia, y el Gas Licuado (GNL) que llega por barcos. La reestructuración de las tarifas de este servicio tiene por objetivo reducir el nivel de subsidios a este rubro (que en 2015 rondó los u$s 3000 millones) y reordenar ingresos e inversiones en las empresas del sector.
El consumo de gas natural ronda los 125 millones de metros cúbicos día, de los cuales unos 100 millones son producidos localmente, no menos de 16 millones se compran a Bolivia y otros 9 millones llegan por barco. Este último es regasificado en los puertos de desembarque (Bahía Blanca y Escobar) e inyectado en los ductos troncales. Al respecto, el gobierno evalúa incrementar la compra de este gas dado los menores precios internacionales e incluso importarlo desde plantas de GNL chilenas, redireccionando los gasoductos construidos en la década del noventa para exportar gas argentino a ese país.
Acerca del tenor de los aumentos, variarán no sólo por el tipo de usuario (industrial, usinas generadoras de electricidad, comercios, residenciales) sino también por ubicación geográfica y niveles de consumo, contemplándose casos de "tarifa social" por una cantidad limitada de metros cúbicos por bimestre.