Sin oferta, Kicillof inició la discusión salarial con los sindicatos docentes

La provincia postergó hasta el viernes la definición de una propuesta de aumento para maestros y estatales. Suma fija o incremento semestral, las variantes bajo análisis para evitar la cláusula gatillo.

El gobierno bonaerense prevé formalizar antes del fin de semana un propuesta salarial para maestros y estatales de la provincia. Ese fue el compromiso que el propio gobernador, Axel Kicillof, asumió ayer durante la charla que mantuvo con los representantes sindicales de los docentes en el arranque oficial de la paritaria sectorial.

Posiblemente esa oferta se cristalice en el encuentro que las partes volverán a mantener el viernes. En buena medida ello dependerá de alguna definición respecto a la variantes de recomposición que evalúan por estas horas en el equipo de colaboradores del mandatario bonaerense: la alternativa de un aumento bajo el formato de suma fija bimensual o trimestral, similar a la idea esbozada desde la cartera nacional de Educación, que comanda Nicolás Trotta, o la posibilidad de un incremento semestral. Ambas ideas bajo estudio suponen un propósito unívoco en el sentido de evitar la inclusión en el acuerdo salarial de una cláusula gatillo de ajuste por inflación.

"Nuestro compromiso es con una educación de calidad y queremos trabajar en conjunto para resolver los problemas", transmitió Kicillof al inicio del encuentro, mientras funcionarios de su administración ratificaron la voluntad provincial de garantizar la recuperación del poder adquisitivo del salario docente.

A su vez, al término del encuentro con las autoridades bonaerenses, el titular del Suteba, Roberto Baradel, calificó como "positivo" el encuentro y señaló que los gremios pudieron plantear "todas las exigencias". Al respecto, el dirigente insistió en remarcar que los gremios pidieron que se establezca un mecanismo para garantizar que la suba salarial de los docentes le ganará a la inflación.

Previo a la cita con los representantes de los docentes, los funcionarios provinciales se reunieron con los gremios que nuclean a los trabajadores de la administración pública bonaerense. Durante esa conversación, las autoridades anunciaron a los gremialistas el pase a planta permanente de la provincia de unos 4500 trabajadores estatales.

Tags relacionados

Más de Economía y Política