Sin la presencia de Macri y Scioli, presidenciables anti-K debatieron en el Coloquio de IDEA

Ernesto Sanz, Hermes Binner y Julio Cobos, de UNEN, compartieron un panel con el precandidato del Frente Renovador, Sergio Massa. Señalaron que “estamos viviendo un final de época” y que la Argentina “del futuro no caerá en la trampa de ajuste o devaluación".


Los principales aspirantes presidenciales del Frente Amplio Unen (FAU) y del Frente Renovador se mostraron juntos hoy al participar en el 50º coloquio anual de Idea, mientras que el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, fueron los grandes ausentes del encuentro.

El senador nacional Ernesto Sanz (UCR) y los diputados nacionales Julio Cobos (UCR), Hermes Binner (Partido Socialista) y Sergio Massa (Frente Renovador) compartieron el panel denominado ‘Política: propuestas para un tiempo de cambios‘, en el que manifestaron posturas sobre las medidas que tendrá que adoptar el gobierno que asuma en 2015, cuando finalice el mandato de la presidenta Cristina Fernández. 

El presidente de IDEA, Miguel Blanco, aclaró que Scioli y Macri también fueron convocados al evento en su carácter de aspirantes presidenciales, pero lamentó que “por diferentes motivos optaron por no venir”.

En el panel se analizaron las dificultades en la educación, el sistema energético, y la problemática del narcotráfico, entre otras cuestiones.
“Lo que estamos viviendo es un final de época”, remarcó Sanz luego de rememorar las afirmaciones de Blanco, quien en la apertura del encuentro se refirió al ‘fin del ciclo‘ kirchnerista. 

Al respecto, el presidente de la UCR resaltó que con el cambio de gobierno “se va la época de la corrupción” porque, advirtió “es imposible vivir en un país que tolera la corrupción”.

“Se va la época del facilismo económico, de derrochar los excedentes como se han derrochado en estos años”, amplió Sanz, quien agregó que también “se va la época de la persecución, de las extorsiones, de la intolerancia”.

Massa, en tanto, apuntó a los referentes del oficialismo que cuestionaron el coloquio de Idea y les aclaró que “la Argentina no vuelve para atrás, que la idea de la Argentina enfrentada entre la industria y el campo, o entre partidos, o entre sectores, empresarios y trabajadores, es la Argentina del pasado, es la que se queda enterrada y se empezó a quedar enterrada el 27 de octubre del año pasado”.

“Argentina no va a caer en la trampa de ajuste o devaluación porque todos somos concientes de que inversión es el camino del crecimiento y del empleo, y que en todo caso que revisen hacia adentro porque no hay peor ajuste ni peor fabrica de pobreza que 40 puntos de inflación”, amplió el ex intendente de Tigre. Por su parte, Cobos llamó a construir un país de “controles” de “transparencia” porque, afirmó, “se puede gobernar y ser eficiente siendo honesto”.

A su turno, Binner resaltó que “Argentina tiene un gran futuro porque tiene a la gente más preparada, instituciones muy formadas, cree en los valores espirituales y materiales de nuestra ciudadanía, defiende esos valores y nos constituimos como un país absolutamente integrado y esto es lo que nos diferencia de muchas situaciones que hoy ocurren en el mundo”.

“Queremos ser parte de la solución de los problemas”, enfatizó y subrayó su voluntad en “generar una cultura de paz, de tranquilidad, de seguridad, de saber que somos dueños de nuestras propias vidas”.

Tags relacionados