Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sin hablar de CFK, el PJ bonaerense hará al final una cumbre

Sin hablar de CFK, el PJ bonaerense hará al final una cumbre

La segunda, al parecer, será la vencida. Después del suspendido encuentro en Santa Teresita, con la excusa de una lluvia que nunca llegó, el PJ bonaerense se aglutinará hoy en la quinta de San Vicente, a metros de donde descansan los restos de Juan Domingo Perón. Con algunas ausencias, menos de las que amenazaron y terminaron boicoteando el cónclave de la semana pasada, el peronismo igual buscará mostrar una foto de unidad. Para lograrlo sacará la cuestión electoral de la mesa.

La invitación del jefe partidario recién llegado de unas vacaciones por Orlando, el matancero Fernando Espinoza, llegó con un hashtag para las redes sociales: #UnidosPorElTrabajo. De esta forma, continúa la misiva, su objetivo será "para luchar unidos por la recuperación del trabajo, la industria, de los ingresos de las familias y del derecho de todos los argentinos a una vida digna". Con el apoyo a la marcha convocada por la CGT para el 7 de marzo, para evitar otra suspensión, el PJ provincial esquivará el otro acontecimiento de ese día: la nueva visita de Cristina Fernández de Kirchner a Comodoro Py.

El boceto del documento pensado para Santa Teresita, elaborado por un ghostwriter camporista, fue la gota que rebalsó el vaso para frustrar una cumbre que ya naufragaba por otros malestares, en especial del randazzismo. Sin hablar del elefante en la habitación (la eventual candidatura de la ex Presidenta y que haya o no primarias pejotistas en las urnas bonaerenses), Espinoza logró garantizarse la presencia de referentes de todas las vertientes peronistas, a excepción de la colectora vidalista que ya visualiza el duhaldismo residual: desde los Grupos Esmeralda y Fénix, pasando por el cristinismo, hasta los referenciados con el ex ministro de Transporte que se quedó sin PASO en 2015 y ahora podría ir por la revancha contra Daniel Scioli.

Habría sido la propia Cristina Kirchner quien desaconsejó la organización de una marcha para su nueva declaración judicial, lo que terminó descomprimiendo el malestar de la buscada foto de unidad de un rearmado peronismo, al que aún le falta discutir cómo se presentará a elecciones.