Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sin contabilizar pago a holdouts la deuda externa creció un 7%

En el primer semestre se sumaron u$s 10.605 millones. Impactó principalmente el préstamo puente que dieron siete bancos internacionales al BCRA por u$s 5000 millones

Sin contabilizar pago a holdouts la deuda externa creció un 7%

La deuda externa creció un 6,95% en el primer trimestre frente al período octubre-diciembre del año pasado hasta u$s 163.236 millones, según el informe de Balanza de Pagos difundido ayer por el Indec. Puntualmente, la expansión fue de u$s 10.605 millones entre enero y marzo, monto que no incluye las obligaciones con los holdouts que no ingresaron a los canjes de 2005 y 2010.


El alza en la deuda se explica principalmente por desembolsos de siete bancos internacionales que dieron un préstamo puente al Banco Central, por u$s 5000 millones, para fortalecer las reservas internacionales. Ese crédito se consiguió a una tasa Libor más 6,15%, que se paga de manera trimestral.


También se sumó la emisión de deuda por parte del gobierno de María Eugenia Vidal, que colocó títulos por u$s 1250 millones. Y la compra de títulos públicos por no residentes en el mercado secundario por u$s 1672 millones, por pérdidas por diferencias de valuación.


El dato de deuda externa difundido ayer por el instituto dirigido por Jorge Todesca no incluye el pago a los holdouts debido a que el dato oficial es hasta fines de marzo y la deuda con los bonistas se canceló el 14 de abril.
La cuenta corriente arrojó un déficit de u$s 4013 millones entre enero y marzo, un 19% menor que igual período del año pasado. Se explica por la leve recuperación del resultado de la balanza comercial "y menores débitos netos en concepto de utilidades y dividendos de empresas de empresas de inversión directa en similares magnitudes", explicó el comunicado oficial.


"Se financió el déficit de la cuenta corriente con colocación de deuda del Banco Central y las provincias", explicó Ramiro Castiñeira, de Econométrica. Cuando se observa el ingreso o salida de capitales, el ítem "sector privado no financiero" muestra una entrada de u$s 1701 millones. Este monto empieza a mostrar de manera más cercana el movimiento de dólares hacia y desde la Argentina, ya que hasta fines del año pasado las restricciones en el mercado cambiario significaron que no se pudiera transferir las utilidades y dividendos devengados. Así, al observar este punto en 2015, muestra un ingreso de u$s 6778 millones, pero es la contracara de las renta de la inversión generada que no se pudo enviar de manera completa al exterior: en intereses se acumularon u$s 5107 millones, y en utilidades y dividendos, u$s 8294 millones. De estos u$s 13.401 millones, se pudo girar la mitad. "Se van viendo números que reflejan la realidad de una economía pos devaluación y unificación del mercado de cambios", agregó Castiñeira.


La cuenta financiera registró un ingreso neto de u$s 8510 millones en el primer trimestre del año, del cual u$s 5376 millones fueron del sector financiero (sin tener en cuenta al BCRA), u$s 1701 millones del sector privado no financiero y u$s 1433 millones del sector público no financiero.


Las reservas internacionales aumentaron en u$s 3535 millones, que sumado a las ganancias de tipo de cambio (u$s 473 millones) implicaron un incremento de u$s 4008 millones. En el informe se modificaron cifras para 2014 y 2015. Sobresa le el cambio en el ingreso de divisas del sector privado no financiero, con una baja de u$s 2078 millones el año pasado.