Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Sin cambio en el piso tarifario para las aéreas

por  D. C.

0

La llegada de las nuevas compañías aéreas se presentan como la apertura de la creación del mercado de "low cost" en la Argentina.
Sin embargo, y a pesar de lo que se entiende como vuelos low cost que son pasajes aéreos que se venden en varios mercados europeos a valores muy accesibles, la realidad va a ser diferente, por lo menos a mediano plazo.
La normativa argentina establece que es el Ejecutivo quien fija el piso de las tarifas y, según contestó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich a El Cronista, "no hay intención de liberar ese piso en el corto y mediano plazo".
Sin embargo, dejó entrever cuál será la estrategia a seguir, al afirman que "la baja de tarifas sólo se va a dar por la inflación".
Desde el año pasado que no se modifica la resolución que establece ese límite lo que hace es que vía inflación bajaron 40% y, de cumplirse las previsiones oficiales para el 2017, el año entrante sumaría una nueva baja de 20%.
Esto es un reaseguro en el corto plazo para aerolíneas establecidas como Lan y Aerolíneas Argentinas ya que permite que nadie pueda vender por abajo de cierta tarifas mientras establecen sus estrategias de negocio –venta en bandas negativas, nicho de mercado más premium que estos nuevos competidores por servicios como, por ejemplo, operar desde Aeroparque y no de El Palomar, sí implica una complicación para las compañías de transporte carretero de larga distancia.
Un ejemplo de esto es el costo de un viaje ida y vuelta a La Pampa que hoy se consigue alrededor de los $ 1800 vía aérea, mientras que no baja de $ 2000 para el transporte de pasajeros por carretera.