Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Silencio de Macri y respaldo kirchnerista

Con un Mauricio Macri y gran parte del oficialismo esquivando la polémica, con un respaldo público del kirchnerismo que fue a Plaza de Mayo, el único que opinó del pedido de detención de Hebe de Bonafini fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, al instar ayer a "aprender a respetar a la justicia". "Estos meses estamos viviendo cosas que nunca habíamos visto, tiene que ver con el final de la sensación de impunidad, de estar fuera de la ley", planteó el jefe de ministros.
La noticia repercutió en medios internacionales. Hasta Diego Maradona opinó. "Esta situación me da mucha vergüenza. Pienso en mi madre y no puedo creer que hayan mandado a la policía para detener a una señora mayor y que es inocente", dijo a Diario Popular.
Por su parte, además de que varios de sus dirigentes se autoconvocaron a la Plaza de Mayo, el bloque de diputados del FpV-PJ repudió el pedido judicial sobre Bonafini, "una luchadora que es el símbolo de los derechos humanos en la Argentina". "Teniendo muchas alternativas procesales, el juez Marcelo Martínez De Giorgi elige realizar esta acción contra una luchadora social como Hebe", agregaron los legisladores.
También parte de la izquierda respaldó a la titular de Madres. "Nadie está obligado a declarar contra si mismo. Detener a Hebe por eso no es querer investigar la corrupción. Es montar un show", escribió en su cuenta de Twitter la diputada Myriam Bregman (PTS). "Están desquiciados, desmadrados, y destilan odio, amparados por la derecha en el gobierno", repudió el ex vicejefe de Gabinete, el socialista Jorge Rivas.