Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Sigue el operativo policial tras el tiroteo de los prófugos del triple crimen

Lograron pasar la noche de víspera de Año Nuevo en libertad, escapando de la persecución policial. El gobierno bonaerense había dicho anoche que estaban localizados y que no aceptarán negociar con los delincuentes. Los buscan ahora en la zona sur del Conurbano.

Sigue el operativo policial tras el tiroteo de los prófugos del triple crimen

Los tres prófugos del triple crimen de General Rodríguez recibieron el fin de año en libertad, tras una madrugada de furia en el último día de 2015 cuando atacaron a balazos a dos policías en un control vial en la ruta provincial 20, a tres kilómetros de la ciudad bonaerense de Ranchos.

Si bien la Policía dejó trascender que Víctor Schillaci y los hermanos Víctor y Martín Lanatta estaban "cercados" por un operativo con al menos 700 agentes, ninguno de los condenados a perpetua que se fugaron el domingo pasado del penal de General Alvear pudo ser recapturado hasta primera hora de hoy.

Según fuentes del operativo, la búsqueda estaría centrada en estas horas en la zona sur del Conurbano bonaerense.

Ayer, a las 3.40, al ser detenida su camioneta Ford Ranger en un puesto vial de Ranchos, los prófugos se bajaron e hirieron a balazos a dos jóvenes agentes, Lucrecia Yudati, de 33 años, y Fernando Pengsawath, de 22, quienes esta mañana permanecían internados en el Centro Médico Fitz Roy, del barrio porteño de Palermo.

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dijo que los autores del intento de homicidio de los agentes fueron los Lanatta y Schillaci, y advirtió que "a esta gente no le importa morir" y "tienen una conducta de asesinos", y que "están jugados y no tienen nada que perder".

Sin embargo, el fiscal de Coronel Brandsen Mariano Sibuet, quien investiga el ataque a los oficiales, no confirmó ni descartó que los autores fuesen los prófugos y dijo que no dejaba de lado "ninguna hipótesis".

Por su lado, el ministro de Seguridad indicó a TN poco antes de las 19.30 de ayer que tenían "localizados" a los tres delincuentes en un lugar "poblado", que sin embargo eludió precisar.

En tanto, fuentes de la Gobernación también confirmaron a DyN que la Policía ya tenía identificado el lugar en el que se encontrarían los Lanatta y Schillaci, dentro de la provincia de Buenos Aires.

"No vamos a negociar con prófugos. Si se quieren entregar, que se entreguen", aseguró Ritondo, aunque sí admitió que se habían realizado "conversaciones" con abogados y que sus clientes reclamaban ir a un establecimiento federal.

Ritondo agregó que los tres delincuentes estaban "en un vehículo, en un lugar poblado", pero aclaró que las autoridades buscaban "encontrar el momento justo de atraparlos, sin que corra riesgo la vida de los inocentes".

Por su parte, fuentes de la cartera dijeron a la agencia DyN: "Los tenemos totalmente cercados. No se nos van a escapar, queremos que se entreguen", y desmintieron que el Ministerio haya iniciado un diálogo con un abogado allegado a los prófugos y que estos pidieran garantías para entregarse.

El ministro Ritondo publicó, en horas de la tarde de ayer, en su cuenta de Facebook que las fuerzas estaban cerca de dar con los prófugos. "Estamos cercando a los prófugos para capturarlos vivos y llevarlos nuevamente donde la Justicia dictaminó que deben estar", escribió Ritondo.

Fuente: Agencias